A la memoria de Brad Will en el primer aniversario de su asesinato.

.

 

El 27 de octubre fue el primer aniversario del asesinato del compañero de indymedia  Brad Will en Oaxaca. Kaos en la Red propone que se conmemore la fecha como el Día de la prensa alternativa y de la contrainformación

El 27 de octubre fue asesinado en Oaxaca el periodista de Indymedia Brad Will. Algunos de nosotros estuvimos presentes en aquellos terribles y luminosos días. Aquellos días cuando el pueblo mexicano, sin rostros, ni partidos, ni nombres salieron a defender su auténtica  identidad en las calles de Oaxaca.

 

Una vez más se demostró que los límites de la democracia se hallan en el mismo punto donde los intereses económicos del Capital son amenazados. En esos límites ni Aristóteles nos salva.

 

La impunidad que vivimos entonces durante la inédita  y hermosa Comuna de Oaxaca, fue registrada por una cámara de Video; una cámara que siguió filmando aun cuando el obturador estaba bañado en sangre y cubierto por la muerte.

 

 

Más de veinte hermanos comuneros fueron asesinados en Oaxaca, comuneros porque la práctica concreta les impuso esa condición y no  (como muchos), porque se leen en sus cojines miles de tratados universales, miles de buenos propósitos y con eso creen que entienden el orden del Universo.

 

 

Para luchar por la vida hay que saber vivir; para luchar contra la muerte hay que saber morir, como un trámite más; para saber pues, trasmitir un mensaje con coherencia, prontitud y sintaxis hay que ser capaz de dar la vida por él y morir si es preciso.

 

 

Lo demás es pura finta y ridícula superposición de frases e imágenes, que todos podemos sacar mascando chicles de la INTERNET.

 

 

Hoy más que nunca, cuando nos quieren despedazar al mundo; cuando se vende, cual calles pavimentadas el Amazona; cuando nos rentan la Luna, cuando en nuestros ordenadores nos invitan a comprar píldoras para poder hacer el amor….. Cuando las masacres de Palestina se muestran sin dolor por la TV en horas infantiles; cuando nos quieren amordazar con pastas dentales, mujeres y hombres “hermosos” exhibiendo ficticios cuerpos, y la mentira es tan placentera como las palomitas de maíz en una ridícula película; maíz por cierto que le arrebatan al legendario México en nombre de audaces y eficientes portafolios rubios…. llamado Tratado de Libre Comercio…Es entonces que la imagen de Brad Will filmando las escenas de Oaxaca, donde un pueblo depuso partidos, autoridad y seguridad   para reconfirmarse toman fuerza y merecen reconocimiento, desde nuestras redes electrónicas.

 

 

Pero los intereses del capital no son sólo fuerzas anónimas ni principios agazapados tras las engañosas lógicas del progreso, el desarrollo y la libertad de comercio; siempre hacen uso de conciencias y cuerpos sometidos por su propia violencia, por su propia ignorancia; manos y dedos que al apretar el gatillo o al dar la orden de disparar sienten en su conciencia el extraño sentimiento de haber cumplido con su deber.

 

 

El tiroteo lo ordenó el corrupto Manuel Martínez Feria, cacique príista con nexos con el narcotráfico y en aquel momento presidente Municipal de Santa Lucía. Como recompensa, el gobernador Ulises Ruiz le ofreció una candidatura a diputado. A sus órdenes, otros se centraron en el trabajo sucio: Avel (sic) Santiago Zárate, Regidor de Seguridad Publica; Orlando Manuel Aguilar Cuello, Jefe del Personal del Ayuntamiento; Juan Carlos Soriano Velasco alias el Chapulín, Policía Municipal; Pedro Carmona, ex-presidente de la Colonia Carrillo Puerto; Fernando Corona Comandante de la Policía Municipal; Hilario Hernández alias lince, Comandante Municipal; Verónica B. Vázquez; Armando Calderón; Marcela Amelia Jiménez Guzmán; Margarita García; Josefina Hernández Ogarrio y su hijo Gabriel Hernández. Y entre todos ellos, incluso filmados por el mismo Brad,  el Chapulín, Manuel Aguilar y  Avel Santiago Zárate, fueron los que apretaron el gatillo.

 

 

Pero el sistema también tiene quien le haga el trabajo sucio con las manos aparentemente limpias, quienes asesinan con la pluma y las leyes bajo del brazo. Lizbeth Caña Cadeza, en ese momento al frente de la Procuraduria General de Justicia del Estado de Oaxaca, se encargó de hacerlo en este caso.

 

 

Hubo otro fotógrafo en México, hace más de cincuenta años. Uno que subió y bajó del Popo sin llegarlo a alcanzar nunca. A él, al Che le cortaron las manos, y hoy se rifan un mechón de sus cabellos y nosotros ¡estériles y anorgásmicos de alma! Lo permitimos sin chistar.

 

 

¡Muy bien!  Necesitamos de ésos como el Che, como Brad que saben que nos están asesinando el alma con falsas imágenes ¡de un lado y del otro! No importa en que partido hayan militado…El partido de los pobres sin dudas es el único que merece construirse.

 

 

Os propongo entonces, que parea éstos, los que escribimos y filmamos porque sentimos; a los que nadie nos paga,   y el pan lo buscamos por otros lados; a los que sabemos que la revolución como el amor no puede ser rentada…

 

 

Consagremos el 27 de octubre…día del asesinato de Brad Will de Indymedia como día de la prensa ¡qué no alternativa! De la prensa comprometida con los que nada tenemos que perder. La prensa …plumas sin firma, ni rostros.

 

 

Qué todos los que así lo consideren podamos, al menos esta vez ponernos, de acuerdo que Brad Will y la Comuna de Oaxaca merecen una fecha de reconocimiento.

 

 

Colectivo Kaos en la Red

 

 

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: