COMUNICADO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y A LA SOCIEDAD EN GENERAL.

 

En la actualidad a las personas nos están quitando la capacidad de ser realmente  humanos y de asombrarnos en este mundo en el que bombas “inteligentes” destrozan a decenas de niñ@s, en donde las imágenes de África son cada vez mas crueles,.donde el poder y la ambición de algunos pueden desatar guerras y decidir el destino de l@s demás.

En nuestro país se quiere hacer de la injusticia algo cotidiano: normal nos deben de parecer el abuso de los cuerpos policiales en las calles, el acoso militar en las comunidades indígenas, el asesinato de mujeres en CD. Juárez y la represión; una muestra reciente son los hechos del pasado 13 y 14 de julio en que un grupo de 125 mujeres, hombres y niñ@s fuimos violentamente desalojados de un balneario en Tezontepéc de Aldama, estado de Hidalgo, injusticia que ha sido pasado por alto o deformada en algunos medios de comunicación solo porque los policías no nos golpearon, torturaron o encarcelaron (cosa que si sucedió por ejemplo con nuestr@s compañeros el 28 de mayo de 2004 en Guadalajara);solo porque no es una “noticia que vende”,porque fue un tipo de violencia al que la gente se ha acostumbrado.

Los hechos fueron que durante nuestro primer día en aquel balneario estuvimos realizando talleres diversos y otras actividades como parte de nuestro ultimo encuentro libertario en el cual nos reunimos para convivir, divertirnos y organizarnos así como intercambiar experiencias de zonas tan distintas como Oaxaca, Guadalajara, Guerrero, Monterrey, Estado de México, Mexicali, Tijuana, Zacatecas, D.F. ,Sinaloa, etc. A la 1 a.m., mientras much@s ya dormían, llegaron aproximadamente 30 camionetas de la policía estatal, 300 elementos encapuchados fuertemente armados y autoridades municipales exigiéndonos inmediato desalojo del lugar. Directamente nos amenazaron y mintieron, son claras las palabras de este señor cuando nos dice:” ¿Han visto la película de Canoa? Pues les podría pasar lo mismo si se quedan aquí, el pueblo los puede linchar” y bajo este ultimo argumento nos trataron como a criminales.

Nosotr@s demostramos claramente que el gobierno de Hidalgo y específicamente el Presidente Municipal Jesús Delfino Alfaro Santiago violentaron nuestros derechos humanos desalojándonos injustamente y mediante cateos que consistieron desde interrogatorios hasta tocarle los genitales a un compañero con el pretexto de buscar droga. Estamos dispuest@s a llegar a las ultimas consecuencias legales contra quienes resulten responsables por el abuso de autoridad, discriminación y la negligencia de la que fuimos víctimas pero mas allá de las garantías y artículos constitucionales que violentaron, nosotr@s estamos cuestionando su famoso argumento del “estado de derecho” que defienden a ultranza cuando les conviene y que violan cada vez que les estorba; es así que mas que cualquiera acción legal, estamos apelando a la conciencia de la sociedad; queremos repetir el ¡ya basta! porque no es posible que las autoridades manejen leyes a su antojo. Creemos necesario que cada persona tome la responsabilidad que hemos delegado a los gobernantes para que solo nosotr@s decidamos el rumbo de nuestras vidas y de nuestras comunidades.
Por último reiteramos nuestra solidaridad con la comunidad de Tezontepéc de Aldama por todas las injusticias de las que nos enteramos, se han cometido en su contra; agradecemos su hospitalidad y apoyo; sabemos perfectamente que quienes nos querían fuera eran las autoridades.

Atentamente: Movimiento libertario.

TESTIMONIOS.

1.” El día miércoles 13 de julio de 2005 me dirigí al balneario de Tezontepéc en Hidalgo con la finalidad de reunirme con mis compañer@s a fin de  organizarnos, auto educarnos y convivir; A la una de la mañana aprox. Llegó la policía estatal a desalojarnos de una manera intimidante pues fue impresionante la cantidad de elementos, parecía que nos iban a golpear, alrededor de 30 camionetas llenas rodearon el campamento, otros policías se bajaron formando una valla, mostrando sus armas como dispuestos a atacarnos esperando o una orden o que respondiéramos a una provocación, la cual no se dio pues no era nuestra intención, ademad había niños y niñas, jóvenes hombres y mujeres a los cuales nos trataron como delincuentes. Después que una comisión negoció el desalojo, quedó en que saldríamos a las 6 a.m.; con la tensión muchos no dormimos y antes del plazo dado sonaron silbatos que exigían nuestra retirada. Al llegar al pueblo, el ambiente y la actitud de la gente era contrario al escenario de conflicto que la policía argumentaba.”

Pedro Barrón Guevara. Zacatecas, Zacatecas.

2.”Llegué al balneario de Tezontepéc el 13 de julio por la tarde para dar algunos talleres sobre sexualidad. Estuvimos acampando con normalidad hasta la 1 a.m. aprox. en que vimos bajar y rodearnos unas 30 camionetas de la policía y 300 elementos encapuchados y fuertemente armados que nos pedían desalojar inmediatamente el lugar bajo amenaza de ser linchados por la población, cosa que no tenía lógica puesto que la gente había sido amistosa  además  de que nosotr@s en ningún momento les agredimos u ofendimos; la policía solo aplazo el desalojo para las 6 a.m. pero permanecieron cercándonos toda la noche ,molestándonos con palabras ofensivas y lamparazos. Antes de las 6 silbaban, gritaban y nos alumbraban exigiendo que nos fuéramos, rápidamente avanzaron sobre nuestro campamento y nos hicieron recoger ;el hostigamiento y la vigilancia continuó hasta que cruzamos Tlahuelilpan; lo cual me molestó muchísimo sobre todo porque hipócritamente decían querer protegernos mientras ellos eran quienes nos agredían y contra quienes necesitábamos protección.”

Nuria;   D.F.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: