Hoy es un deber de todos luchar por la libertad de nuestrxs  presxs politicxs y comunes pues entendemos que nadie debe de estar en las cárceles, ya que mas que  ayudar o readaptar destruye. Nuestra compañera el único delito que realizo fue como todxs nuestrxs presxs es luchar por una vida digna, no solo por ella si no por el mundo entero.

Participa en la presentación del libro “Poetrazos” de Pino Paez, en la casa del Poeta (Av. Álvaro Obregón No. 73 entre Mérida y Frontera, colonia Roma, ciudad de México). El 19 de octubre a las 7:00 pm. Todos los fondos recaudados serán para beneficio del caso de nuestra compañera. Gloria Arenas.

 Gloria Arenas Agis, (Coronela Aurora)
Presa Política
 

Edad:

 47 años

 

Originaria de:

 Orizaba, Veracruz

 

Estado civil:

Unión libre

 

¿Tiene hij@s?

 Sí, una hija

 

Actualmente recluida en

: CPRS de Ecatepec, Sta. María Chiconautla

 

Fecha de detención:

 22/10/1999 (aprox. a las 10:00am)

 

Lugar de detención:

 San Luís Potosí

 

Trabajo político:

 (Al momento de su detención) Coronela Aurora del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

 

(Actualmente) Adherente a la Sexta y a la Otra Campaña, participa en el sector mujeres y en la Comisión por l@s nuestr@s.

 

Escritora y poeta.

 

¿De qué se le acusa?

 Se le acusa injustificadamente de los delitos de Homicidio Calificado, Tentativa de Homicidio Calificado, Daños en Propiedad Ajena y REBELIÓN.

 

Detención:

Es detenida por la Policía Federal Preventiva.  Al momento de su detención, WILFRIDO ROBLEDO MADRID es Comisionado General de la PFP.  Encabezaron el operativo GENARO GARCÍA LUNA (por parte de la PFP) y MARIANO HERRÁN SALVATTI por parte de la PGR.

 

¿Fue maltratada?

Sí, con golpes, toques eléctricos, amenazas, amenazas de muerte, incomunicación y tortura sicológica.  Torturada por tres días en el hangar de la PGR en la Ciudad de México.

 

“…me quitaron la venda de los ojos… me dejaron las esposas y me sacaron agarrándome de los cabellos agachándome para que no pudiera yo ver. Obligándome a ver hacia el suelo, me sacaron de mi casa y ahí inmediatamente estaba una camioneta. Me pararon, ahí en la camioneta abrieron la puerta de atrás y me dijeron ahora vas a ver a tu esposo, efectivamente estaba tirado en el piso de la camioneta, varios hombres igualmente vestidos de negro y con pasamontañas, lo pisaban. Lo que yo reconocí fue su chamarra y como vieron que no lo reconocía muy bien, lo levantaron de la cabeza jalándole los cabellos. Tenía un grueso vendaje sobre los ojos que le cubría gran parte de la cara, como yo buscaba reconocerlo le dijeron, Antonio aquí está ella. Él me dijo unas palabras pero como hablaba con dificultad y no alcanzó a hablar fuerte porque hacía esfuerzo al hacerlo, no alcancé a entender qué me dijo. Él estaba golpeado y torturado y me impresionó mucho. Inmediatamente cerraron la puerta y me jalaron hacia otra camioneta donde me tiraron al piso y pusieron la venda en los ojos…”

 

“…el hombre que iba al mando se subió donde iba yo e iniciaron la marcha.

  En el transcurso de ésta me preguntó: ‘¿cómo te llamas?’ le dije el mismo nombre que le había dado y me contestó: ‘no el de cobertura sino el verdadero’. Yo le volví a dar el mismo nombre, cuando sentí el primer golpe en el estomago, entonces encogí las piernas para protegerme pero los demás que iban ahí me las extendieron y detuvieron para que aquel hombre me siguiera golpeando en el estomago…”

 

“…me llevaron a otro lugar que estaba cerca de otro cuarto, ahí otro hombre… este hablando más golpeando me dijo ‘a ver qué es lo que nos puede decir que nos sea útil’. Como no contesté me torturaron, con toques eléctricos, me desnudaron y me daban toques. Fueron tres sesiones de toques en ese día, cuando no me torturaban me regresaban al otro cuarto. Ahí alguien me echaba una cobija. Para torturarme me quitaban la cobija y me llevaban al cuarto donde me torturaban. Ese día lo pasé en eso y en escuchar la tortura de mi esposo, cuando lo torturaban hacían un ruido muy fuerte, como de un motor, una turbina de un motor muy grande y también se escuchaban ruidos de metal…”

 

Así es como surgieron a la lucha social ella y su hermana Norma, cuando eran unas jovencitas de no más de 20 años de edad. La lucha social de Gloria Arenas Agis nacío en Zongolica. Ella, su hermana Norma y el esposo de su hermana, Felipe Velasco, organizaron a los campesinos serranos y fundaron el TINAM (Union de Todos los Pueblos Pobres), para emprender una lucha pacifica en defensa de sus habitantes. Luego de que fueron encarcelados, reprimidos y amenazados para que abandonaran Veracruz, el grupo su esfumó. Nada se supo de su paradero y actividades.

 

 

Fue hasta el 22 de Octubre de 1999, cuando la Secretaría de Gobernación anunció la captura y presentó a los dirigentes del Ejercito Revolucionario Popular Insurgente (ERPI), entre ellos, a Gloria Arenas Agis, comandante Aurora, y su esposo Jacobo Silva Nogales, Comandante Antonio, presa actualmente en el penal de Chicanautla, Estado de México .

 

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: