En el marco del Encuentro de los Pueblos Zapatistas con los Pueblos del Mundo, vinieron a México compañeras y compañeros militantes de la organización global “Vía Campesina” para acompañar y intercambiar sus experiencias de lucha contra el neoliberalismo. El 30 de Julio en el centro cultural Tierra Adentro en San Cristóbal de las Casas, compañer@s de Bolivia, Tailandia, la Republica Dominicana y Honduras dieron una conferencia en la cual se remarcaron las practicas agrícolas en cada país, los procesos de imposición capitalista en el campo, las dictaduras y practicas antidemocráticas de las cuales se aprovechan las instituciones financieras internacionales para promover sus modelos neoliberales. Las similitudes en cuanto a formas, estructuras y mecanismos para esta imposición en Asia del Sur y América Latina son notables.

El fortalecimiento económico que hoy ostentan los países mas industrializados del planeta (G8) existe gracias a los planes y programas que estas instituciones financieras mundiales han impuesto a la fuerza en contra de los pueblos de los llamados países del tercer mundo, tomando en cuenta que la clase capitalista y burocrática en esos países trabaja también por el interés del capital. Sus estrategias modifican las estructuras locales económicas que afectan a todos los sectores, pero dentro del ámbito rural tiene sus particulares aspectos.

En Tailandia por ejemplo, Uthai Sa-artchop de la Asamblea de los Pobres cuenta que desde los años 70s el gobierno autoritario impuso de igual manera que hoy en día el llamado gobierno democrático impone las agendas y modelos del Banco Mundial y sus brazos burocráticos. La reducción de productos al monocultivo para la agro-exportación, la comercialización y privatización de recursos naturales, el uso de concesiones como incentivos de las Corporaciones Transnacionales para la explotación de las materias primas. El sistema educativo es utilizado para someter al pueblo al nuevo orden económico-político. Estos son algunos de los mecanismos que se han visto implementados tanto en Asia así como en América Latina para generar la supuesta industrialización, “modernización agrícola” y relaciones eficaces dentro del régimen de comercio libre y sus tratados correspondientes.

Estas particularidades en el ámbito rural encuentran similitudes no solo en las formas nocivas si no también en la resistencia y en la esperanza de lograr una forma distinta de vivir en este mundo, mas justa para todas y todos. Quizás el punto más importante en América Latina es la resistencia indígena que declara con organizaciones civiles o armadas la guerra en contra de estas políticas que los despojan de su tierra y territorio, esta resistencia tiene una historia de más de 513 años. De igual manera se vio en esta conferencia que no solo es en América Latina que el pueblo digno y rebelde se esta organizando contra los capitalistas. En esta conferencia se menciono especialmente al Área de Libre Comercio de las Americas (ALCA) y la propuesta de un Tratado de Libre Comercio entre Tailandia y los EUA como ejemplos que no se han podido implementar de programas de neoliberales, que debido a las movilizaciones sociales se han frenado.

 

En el foro cuya intención fue analizar con profundidad este tema en voz de “vía campesina” organización importante en el contrapeso y la resistencia que se da actualmente a nivel mundial contra los dictámenes del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial de Comercio (OMC) o el Banco Mundial (BM) entre otras. Las demandas centrales del movimiento campesino son los derechos de gestionar sus tierras comunales, reformas agrarias en su favor, precios adecuados que garanticen el sustento del pueblo, sobre la deuda acumulada al sistema de créditos que se ha impuesto en muchas partes como prioridad de los programas de las instituciones financieras globales.

 

Las compañeras Nemesia Achacollo de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa” y Diputada del MAS de Bolivia y Juana Ferrer Coordinadora de la Región Caribe de la Vía Campesina y Representante Continental de la Coordinación Latinoamericana de Organizaciones del Campo, Republica Dominicana dieron su perspectiva como mujeres indígenas y campesinas, considerando que el papel de la organización autónoma de las mujeres forma una parte importante dentro del movimiento por la tierra y contra el neoliberalismo que llevamos en conjunto entre todos y todas. Según Ferrer en América Latina los años 80 dieron paso a los procesos de politización de las compañeras como consecuencia de la crisis neoliberal, lo que implico un fortalecimiento de la lucha anticapitalista en general. Por las condiciones indignantes del sistema capitalista en las cuales se vivía (se vive) y se ofrecen como única alternativa a las mujeres, se levantaron no solo contra el patriarcado, “aunque sigue siendo en contra el patriarcado por sor puesto” pero nuestra lucha es una “en contra del modelo neoliberal… que profundiza las desigualdades entre hombres y mujeres, que agudiza la situación de represión, de opresión que vivimos las mujeres” decía Ferrer.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: