A la sombra del penal Abu Ghraib

Mumia Abu-Jamal
3 de mayo de 2004

Las fotos a colores que han salido de la prisión Abu Ghraib de Bagdad están recorriendo el mundo. Son testamentos silenciosos, aunque elocuentes, de lo que Estados Unidos verdaderamente piensa de la gente que supuestamente fue a “liberar”.

Especialmente en esta época de la Internet las fotos están recorriendo el mundo árabe y musulmán, y muestran un aspecto del carácter estadounidense que raramente se ve en el extranjero.

Las fotos, de árabes desnudos con mujeres estadounidenses sonrientes y mofándose, son el colmo de la humillación y le muestran a cualquiera que tenga los ojos abiertos el desdén con que los estadounidenses ven a los iraquíes y, por ende, a los árabes.

“Así no es Estados Unidos”, dice un politiquero.

“¡Estoy horrorizado!”, exclama otro.

Pero lo que verdaderamente horroriza, quizás más que la pirámide de hombres desnudos, es el descarado regocijo que se ve en los rostros de los estadounidenses.

Las fotos de soldados ingleses orinando –¡meando!– sobre iraquíes desnudos son igualmente siniestras.

Son imágenes de desdén, odio, insulto y conquista.

Los estadounidenses y los ingleses, ¿son libertadores o conquistadores?

Basta con ver los rostros en las fotos de Abu Ghraib para tener la respuesta.

Hace poco hablé con Emory Douglas, el reconocido ministro de Cultura del Partido Pantera Negra y principal artista del periódico The Black Panther , y él me recordó algo que casi ha quedado perdido en la historia.

Emory me recordó que cuando la policía allanó las oficinas de West Filadelfia del Partido Pantera Negra el 31 de agosto de 1970, los agentes, armados con armas automáticas, desnudaron a hombres en plena calle.

Yo recordé el caso famoso de Charles Stuart en Boston, cuando tras la acusación de un hombre blanco de que un negro mató a su esposa, la policía cayó como la plaga en Roxbury, el barrio negro de Boston, y desnudó a los negros en plena calle.

Muchos de los estadounidenses que trabajan de guardias en las prisiones de Irak son guardias de prisiones o policías aquí. De hecho, ¡uno de los guardias que ha atormentado a los iraquíes en la prisión Abu Ghraib es guardia de esta prisión SCI-Greene donde me encuentro yo!

El horroroso tratamiento de los iraquíes en Abu Ghraib tiene antecedentes en las cárceles y delegaciones de policía de Estados Unidos.

El periodista Seymour Hersh de la revista The New Yorker dice que hay casos de sodomía en Abu Ghraib y que hasta han matado. ¿Recuerdan el caso de Abner Louima?

Si se odia a alguien, si se le falta el respeto, si se le teme, ¿cómo se le va a “liberar”?

Como hemos dicho desde el inicio de la aventura en Irak, esta no es y nunca fue una operación para “liberar” a un pueblo oprimido. Como señalan encuestas recientes de CNN/USA TODAY, en Irak, los iraquíes mismos han llegado a esa conclusión y el 71% dice que los estadounidenses son “un ejército de ocupación”.

Los estadounidenses pueden decir que eso es “liberación”, pero lo que han llevado es tortura, humillación y dominación. Tampoco se puede decir que los perpetradores son gente “sin entrenamiento”, “mal entrenada” o, como siempre dicen, unas cuantas “malas yerbas”.

Como se ha dicho arriba, muchos de los que están en Irak y cientos de los que trabajan en la prisión Abu Ghraib son reservistas que aquí trabajan en las prisiones o de policías y, por tanto, están mejor capacitados que el policía militar promedio.

Así que no se traguen el cuento.

Tiene cierta lógica que estos actos depravados se hayan cometido en una de las mazmorras más detestadas del gobierno de Saddam Hussein, pues demuestra continuidad de la tortura y el terror.

Ahora, preparémonos para la negación.

Los que conocemos la historia sabemos que eso es lo que viene.

Derechos reservados 2004 Mumia Abu-Jamal

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,263FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS