70 familias de la Comunidad Indígena Otomí de la Colonia Juárez -que perdieron su hogar el año pasado durante el sismo- fueron desalojadas de su campamento esta mañana, en un operativo conformado por personas vestidas de civil y granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad De México (SSP-CDMX). Los habitantes reportan un saldo de 13 heridos; algunos están hospitalizados debido a lesiones por armas punzocortantes y quemaduras.

 

“Llegaron en la mañana y nos golpearon, nos dijeron que sacáramos las armas y la droga. Nosotros no tenemos armas, nos dedicamos a la artesanía” afirma Filiberto Margarito, indígena Otomí que presenció el desalojo. El inmueble, ubicado en Roma 18, quedó custodiado por 20 elementos de la Policía Bancaria Industrial, que impiden el acceso.

La SSP-CDMX dio a conocer que el desalojo está girado en contra de Gregorio Luna, los damnificados afirman que esa persona está encarcelada desde hace tiempo y que probablemente se trata de un operativo para despojarlos de esa propiedad ubicada en una de las colonias ubicada en el centro capitalino.

 

En una transmisión realizada a través de las redes sociales, Diego García, representante de la comunidad Otomí, documentó lo hechos. El cuerpo policiaco lo despojó de su equipo telefónico, lo golpeó y lo retuvo. Posteriormente fue liberado.

 

El edificio está inscrito en el programa de viviendas afectadas desde hace meses, sin embargo,  no han obtenido respuesta de las autoridades de la Ciudad, que hoy en la mañana ordenaron un desalojo.

 

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: