Lerma, Estado de México

El día 24 de abril de 2017 por la mañana, la policía de Eruviel Ávila -gobernador priísta de la entidad- y personal de Grupo Higa incursionaron de manera ilegal en el pueblo de San Francisco Xochicuautla para imponer al Comisariado de Bienes Comunales, Francisco Alfaro Petra, enviado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para continuar las irregularidades y abrir paso a la autopista Toluca-Naucalpan, denuncia la comunidad indígena.

Los policías se infiltraron en la asamblea, revisaron a los comuneros e incluso impidieron el paso a algunos habitantes. Los empresarios observaron.

El ingreso de la constructora en conjunto con la policía estatal, aunado a la intromisión en la asamblea comunal, está violando los derechos indígenas y su libre determinación. La división de la comunidad es una práctica común con la que se intentan implantar los mega-proyectos, en el caso Xochicuautla lo han implementado a través de la compra de votos -al estilo priísta- regalos y difamaciones en contra de los integrantes del movimiento opositor.

El Semillero Itinerante del Estado de México señaló a la constructora como la «favorita del gobierno de Enrique Peña Nieto», quien fue el primero en abrirle paso y otorgarle la concesión para el proyecto Toluca-Naucalpan en 2007. A su vez, Armando Hinojosa Cantú- dueño de Grupo Higa- se encargó de la construcción de la casa blanca del presidente.

El proyecto lleva un 65 por ciento de avance de los 39.3 kilómetros que contempla, según datos emitidos por la Secretaría de Infraestructura en el informe de gobierno 2016. Tratarán de despojar a los pueblos indígenas que se han mantenido en resistencia por más de diez años y desaparecer el bosque que sobrevive a la invasión de asfalto.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: