El pasado 15 de mayo los profesores y profesoras organizados en la secciones 7 y 40 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) instalaron en el parque central de Tuxtla Gutiérrez un plantón indefinido contra la reforma educativa; a partir de entonces el descontento que empezó en contra de esta demanda gremial se ha expandido a otros sectores sociales como el de salud, y el transportista. Ha trascendido también la capital del estado, se trasladó a los municipios a través de un movimiento de padres y madres de familia en apoyo a los docentes que se organiza ya a nivel estatal; así quedó demostrado el 31 de mayo con la toma temporal de 90 ayuntamientos situados en todas y cada una de la geografías del estado. Queda claro, el magisterio es el polvorín que ha destapado las condiciones de desigualdad e injusticia social que hay en todo Chiapas.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: