Las mentiras del Ayuntamiento de Tampico.

La mañana del martes 19 de mayo, varias decenas de locatarios caminaron a la presidencia municipal de Tampico, su intención era pagar las cuotas de derecho de piso correspondientes a sus espacios de trabajo. Sin embargo, las puertas principales y secundarias de la alcaldía estaban cerradas. Cuándo se les cuestionó a los encargados por la prohibición del paso al interior del inmueble y el por qué de esas medidas, les respondieron que todo se debía a asuntos de “seguridad” y por lo tanto nadie podía pasar.

Ante la exigencia de pasar a un lugar que en teoría debe ser del pueblo, salió el Secretario de Gobierno Ley Fong y a través de la reja inquirió: “queremos orden”.

Orden. Las autoridades locales se han acostumbrado a cooptar, engañar, difamar, intímidar y amedrentar por separado y de persona por persona. En el vocabulario del Ayuntamiento la palabra “orden” tiene una connotación relativa a la debilidad, al miedo, a la sumisión. Así que si varias decenas de locatarios organizados tratan de ir a cumplir con la obligación de pagar el derecho de piso de su espacio de trabajo significa “desorden”. Verlos fuertes/organizados, decididos/valientes y desobendientes es un “desorden” que la autoridad no puede tolerar por que es una forma que evita ser comprado o amenazado con impunidad. A un colectivo no se le puede engañar tan fácil. Las mentiras y embustes de las autoridades (las que creen que gobiernan Tampico) han quedado patentes en los últimos meses: inserciones pagadas en periodicos locales, las declaraciones que desprestigian a los locatarios que dignamente han dicho NO al proyecto de despojo que representa la demolición completa de los Mercados, las amenazas de “quitar concesiones si no firman”, todo eso forma parte del uso y costumbre de los funcionarios del ayuntamiento.

Así ante la presión de los locatarios, los funcionarios salieron a la calle, no obstante, continuaron mintiendo: “la mayoría se quiere ir”, “no conocen el proyecto”, “están en contra porque no conocen el espacio a donde se les reubicará”, fueron las declaraciones a los medios de comunicación masiva. Los trabajadores de los mercados protestaron y les respondieron: “no es cierto, sus inspectores (del municipio) amedrentan e intimidan”, “¿por qué no permiten el legítimo derecho al pago de piso de los locales?”, “¿por qué no se hace transparente lo que pasará después de la demolición de los mercados?”, fueron algunas de las preguntas que los funcionarios decidieron esquivar o sencillamente salirse por la tangente o no contestar.

Para salir del paso optaron por el argumento más fácil: “no hay sistema para que puedan realizar los pagos”… y los empleados municipales se fueron. Sin embargo, al acudir a la área de “Cajas”, se pudo corroborar que sí había “sistema”…

Pasados los minutos, los locatarios decidieron ir a conocer las antiguas bodegas del ferrocarril que se encuentran en remodelación… fue hostil la actitud de los encargados de la obra quienes trataron de ocultar algunas evidencias como la falta de espacio para alojar a todos los locales del mercado, las malas condiciones laborales de quienes trabajaban en el lugar (falta de cascos, gafas y nula seguridad de los obreros) y la mala planeación en la remodelación de dichas bodegas. Incluso se descubrió una pared que se derrumbó a pesar de que acaba de construirse hace pocos días… la conclusión de las personas que dan vida a los Mercados de Tampico es clara: nos quieren engañar para desalojarnos de nuestros espacios de trabajo.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,433FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS