Con ansiedad el pasado 13 de octubre del presente año, periódicos como “el Universal” dan a conocer la detención de Héctor Enrique Gaona López de 32 años, por los delitos de daños a propiedad ajena (en modalidad dolosa) después de que la parte acusadora presenta videos donde pretende señalar a Héctor de lanzar piedras a una sucursal bancaria de la calle 5 de mayo esquina con Palma en el centro histórico de la ciudad de México, el pasado 2 de octubre en la marcha conmemorativa a la matanza estudiantil en plaza de las 3 culturas y delitos contra la salud en modalidad de narcomenudeo, para con esto, continuar con la campaña mediática que desde hace un par de años se apuntala con fuerza contra el movimiento anarquista, sin saber hasta el momento si Héctor tan siquiera participó en la marcha.

 

Héctor es señalado por la Procuraduría General de la Justicia de Distrito Federal como responsable según la investigación que fue proporcionada al juez correspondiente, quien emitió el traslado inmediato hacia el Reclusorio Preventivo Varonil Norte.

 

El costo del vidrio roto según el peritaje aciende a los 22 mil 828 pesos.

 

El caso de Hector, es claramente parte de la represión sistematizada por parte del GDF, pues es detenido 11 días después de los supuestos hechos, aún desconocemos el momento de la detención, pero no dudamos que pudo existir algún tipo de tortura. Nuevamente se presentan videos editados por las televisoras como en el caso de Abraham Córtes a quien en pasados días le ratificaron la sentencia de 13 años 4 meses de prisión por el supuesto delito de intento de homicidio el 2 de octubre del 2013. Solo los medios masivos son los que tienen acceso a la información.

 

Héctor Gaona López junto con Mario González, Abraham Córtes son detenidos el 2 de octubre, solo que en el caso de los dos últimos son detenidos el 2 de octubre del 2013, sin pruebas suficientes, son hostigados, torturados y sus condenas son basadas en la subjetividad de los jueces.

 

Ahora Gaona como Fernando Bárcenas y Abraham Córtes quienes acaban de dar fin a una huelga de hambre de 15 días se encuentran en el Reclusorio Preventivo Norte, purgando sentencias que mas allá de buscar la “culpablilidad de los delitos”, buscan darle un “escarmiento” al movimiento anarquista en México, reconociendo la saña con que el jefe de gobierno del DF Miguel Ángel Mancera y el gobierno Federal han dictado a los jueces, no permitirles la libertad.