Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh)
     
CAMPAÑA INTERNACIONAL CONTRA EL USO DE ARMAS Y ARTEFACTOS “MENOS LETALES” EN MANIFESTACIONES EN MÉXICO Y EL MUNDO
Durante la violenta represión y criminalización de la protesta social ocurrida el 1 de Diciembre de 2012 durante las manifestaciones organizadas por diferentes sectores de la sociedad civil contra la toma de posesión del Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto, más de cien personas fueron detenidas arbitrariamente por las distintas fuerzas policiales y más de cien resultaron heridas, algunas de forma muy grave, por la violencia ejercida por la fuerza policiaca.

En San Lázaro, la Policía Federal disparó rifles de gases lacrimógenos y balas de goma para reprimir a los manifestantes, entre los cuales había niños y ancianos. Durante este hecho hubo casi un centenar de heridos, entre los que se encuentra el profesor y dramaturgo Juan Francisco Kuykendall de 63 años de edad, quien recibió un impacto en el cráneo de una bomba de gas lacrimógeno, que le provocó una fractura expuesta y pérdida de masa encefálica. Kuykendall continúa padeciendo las graves secuelas ocasionadas por este hecho. También en San Lázaro, el joven estudiante Juan Uriel Sandoval Díaz, de 22 años, perdió el ojo derecho por una bala de goma disparada por la Policía Federal. Sin embargo, en nuestro país, ellos no han sido las únicas víctimas de estos artefactos, consideradas como “armas menos letales”: Javier Cortés y Ollín Alexis Benhumea, de 14 y 20 años respectivamente, fueron muertos por disparos de rifles de gas lacrimógeno el 4 de mayo de 2006, durante la represión policial contra el pueblo de San Salvador Atenco.

Recordamos que a nivel internacional el uso de estos artefactos está siendo cuestionado por muchos organismos internacionales de defensa de los Derechos Humanos y la misma Amnistía Internacional, en un informe reciente especifica que estas armas “menos letales pueden causar lesiones graves e incluso la muerte y que sus efectos sobre la salud, no han sido objeto de una evaluación independiente, y que algunas siguen prestándose por su naturaleza, a ser utilizadas indebidamente”.

Por otro lado, las Naciones Unidas establecen que los “Encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas” y si el uso de la fuerza es inevitable, deben emplearla con moderación, mientras que el Parlamento Europeo instó en 1982, después de que por causa de estos artefactos murieran 12 personas en Irlanda del Norte (entre ellas siete niños menores de 15 años), a que todos los estados miembros prohibieran el uso de este tipo de armas contra la población civil. El Parlamento Europeo volvió a pronunciarse en el mismo sentido en 1984 y en 1997.

Agregamos también la grave circunstancia de que las autoridades, como declaró el mismo Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, no habían autorizado el uso de balas de goma el día de la toma de posesión del presidente.

A raíz de tales importantes consideraciones, los abajo firmantes exigimos a las autoridades de la Republica de los Estados Unidos Mexicanos, de sus entidades estatales y municipales:

• El cese del uso de estas armas “menos letales” que sin embargo “tienen el potencial de ser letales”, por parte de las fuerzas policiales contra toda persona y con el intento de disolver manifestaciones y restablecer el orden público, ya que esta actitud atenta contra el derecho a la seguridad, el derecho a la vida y a la libre expresión de la ciudadanía.

• Que se cumplan las obligaciones internacionales contraídas en materias de derechos humanos y las normas internacionales sobre la actuación de las fuerzas policiales federales y estatales, contenidas en el Código de Conducta de la ONU para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley.

• Que se sancionen a los agentes que utilizaron balas de goma el 1 de diciembre 2012, aunque no habían sido autorizados para ello y que se lleven a cabo investigaciones exhaustivas e imparciales sobre las denuncias del uso excesivo de la fuerza y violaciones graves de derechos humanos.

• Que a las víctimas de abusos o malos tratos a los heridos les sea garantizada la reparación adecuada a los daños físicos y psicológicos sufridos durante las manifestaciones de la toma de posesión el 1 de diciembre de 2012.

“Las balas… ni de goma, las balas a la goma”.
¡STOP AL USO DE LAS ARMAS, BALAS DE GOMAS Y GASES LACRIMÓGENOS CONTRA LAS MANIFESTACIONES CIUDADANAS!
Invitamos a que se realicen acciones similares en sus países o localidades.

“Las balas… ni de goma, las balas a la goma”.
CAMPAÑA INTERNACIONAL CONTRA EL USO DE ARMAS Y ARTEFACTOS “MENOS LETALES” EN MANIFESTACIONES EN MÉXICO Y EL MUNDO