“Yo soy 132”, entre las redes y las calles.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una cadena de eventos.

 

La cadena de eventos que nos dan luz sobre el movimiento #YoSoy132 o “Yo soy 132” tendría como eslabón inicial la indignación (abucheo incluido) que genero la visita del priista y candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto a la Universidad Iberoamericana (UIA) el 11 de mayo pasado. De ahí pasamos a la descalificación y hostigamiento por parte del aparato priista a los estudiantes que participaron en el acto, al tratamiento que dieron de la información algunos medios de comunicación y lo más importante quizás en este momento del movimiento: las redes sociales donde se organizo la respuesta con un video donde 131 alumnos se grabaron demostrando su pertenencia a la Ibero y demás usuarios se sumaron al llamado, iniciando formalmente el movimiento “Yo soy 132”, en las redes #YoSoy132.

Del lunes 14 al viernes 18 se gesto en las redes este movimiento de jóvenes estudiantes que se define por principio antipartidista y que exigen en términos generales la democratización de los medios de comunicación, un voto consiente e informado y un proceso electoral transparente. El viernes, estudiantes de las cuatro principales universidades privadas: Ibero, Anáhuac, Tecnológico de Monterrey y el ITAM se manifestaron delante de las diferentes sedes de Televisa.

 

Quinto poder.

De las redes a la vía pública y viceversa los jóvenes del movimiento “Yo soy 132” mantuvieron elhashtag #MarchaYoSoy132 como TT (Trending Topic) en Twtiter durante seis días consecutivos, algo inusual en esta red social. De forma cuasi natural el sábado 19 se llevo a cabo otra manifestación de más de 45 000 mil personas, si bien este acto fue convocado en las redes sociales semanas antes de la visita de Peña Nieto a la Ibero, la denominada marcha Anti-Peña se nutrió también de jóvenes estudiantes del #YoSoy132 además de integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y campesinos de Atenco reprimidos por Peña Nieto en 2006. Esta manifestación tuvo replicas en algunas ciudades comoCórdoba, Guadalajara, Jalapa, León, Pachuca, Puebla, Querétaro, Saltillo y Tijuana.

Para el lunes 21 y ante la primera semana de la serie de acciones que han cambiado el rumbo del país en la época preelectoral y que encabeza el binomio jóvenes-estudiantes, del #laIberonotequiere al #MarchaYoSoy132, la presión del movimiento llevo a que algunos medios electrónicos como Televisa comenzaran a ceder espacios en sus noticieros a lo que pasaba en torno al “Yo soy 132”.

Luz para una Estela Oscura.

Este miércoles 23 el “Yo soy 132” volvió a las calles de la Ciudad de México, en esta ocasión el movimiento paso una ves mas de las redes sociales a la calle y con nuevos bríos. Más de 15 000 (según la cifra oficial) estudiantes de universidades como la Ibero, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), La Salle, el Claustro de Sor Juana, la Escuela Nacional de Artes Plásticas y la Nacional de Danza del INBA se congregaron en la Estela de Luz, de acuerdo a la convocatoria, en el lugar se realizaría un mitin político-cultural y se pedía a los concurrentes llevar un libro y mantas para pintar.

Caía la tarde cuando los alrededores de la Estela de Luz se llenaron de manifestantes, jóvenes, estudiantes, artistas, escritores entre otros realizaron el intercambio de los libros que llevaban como arma en mano, mientras algunos pintaban mantas y carteles, otros subían fotos y comentarios a Facebook y Twitter con sus gadgets, otros mas intercambiaban contactos, gritaban y reían cómplices al ver la capacidad de convocatoria que estaban logrando. Por ahí andaba Javier Sicilia, Romana Falcón, Paco Ignacio Taibo II, Epigmenio Ibarra, Lorenzo Meyer y Adolfo Gilly entre otros escritores e intelectuales. Alrededor de las 18:00 horas se escucho en el equipo de sonido la lectura de la declaratoria y pliego petitorio que redactaron los estudiantes convocantes del “Yo soy 132?.

En su parte sustancial el documento explica la naturaleza apartidista y ciudadana del movimiento, señala que ante el estado actual es necesaria la democratización de los medios y hacer efectivo el derecho a la información y libertad de expresión, así mismo enfatiza que “…“Yo soy 132?, no representa a ninguna institución pública de educación superior, ni privada, su representación depende únicamente de los individuos que se suman a esta causa ya que se articulan por medio de los comités universitarios….” . El pliego también exige garantizar el acceso a internet, la seguridad para los miembros del movimiento local y nacional así como para periodistas alcanzados por la violencia. Como demanda inmediata exigen la transmisión en cadena nacional del próximo debate de los candidatos a la Presidencia.

Un suceso inesperado.

Después de la lectura de la declaratoria y pliego petitorio los manifestantes comenzaron su improvisada marcha hacia el Ángel de la Independencia, donde decenas de personas ya se encontraban protestando. Al fusionarse los dos grupos los alrededores del Ángel comenzaron a temblar mientras se coreaban las consignas: ¡El que no brinque es Peña, el que no brinque es Peña! y ¡Zócalo, Zócalo, Zócalo!. Tras permanecer alrededor de treinta minutos en el Ángel el torrente de gente emprendió la marcha al Zócalo capitalino. La mayoría de los contingentes se dirigió primero a las instalaciones de Televisa Chapultepec donde expresaron su repudio a la cadena televisiva.

El ambiente de la marcha se mantuvo festivo durante su trayecto al Zócalo haciendo viejas-nuevas consignas del 68 como el “Únete pueblo, únete” y otras no tan viejas como: “Si hay imposición, habrá revolución”; “Gracias Ibero, que corriste a ese culero”; “Todos somos Atenco”, “Queremos escuelas, no telenovelas”; “No somos uno ni somos cien, prensa vendida cuéntanos bien”; “Somos estudiantes, no somos acarreados”; “Aquí se ve, aquí se ve, que presidente Peña Nieto no va a ser”; “México sin PRI”. Las consignas no se limitaron a ser coreadas, muchas iban escritas en papeles, carteles y mantas: “Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”, “Un pueblo informado es un pueblo libre y consiente”, “La verdad nos hará libres”, “Somos jóvenes germinando entre la sangre de 65 000 muertos” entre muchas otras.

Alrededor de las 19:00 horas arribaron al Zócalo los primeros grupos de manifestantes, atravesaron la plancha y se apostaron a las afueras de Palacio Nacional mientras coreaban ¡Si se pudo, si se pudo! había pasado lo inesperado. Durante un rato y mientras seguían llegando manifestantes que venían por otras rutas, los estudiantes gritaban, daban entrevistas y se abrasa
ban mientras se improvisaba una asamblea donde se planteaban propuestas, ideas y argumentos de lo que sigue para este movimiento que sin duda ya no solo le pertenece a los estudiantes de la Ibero. El objetivo se había cumplido y el llamado había sobrepasado las expectativas para sorpresa de todos los que sentimos esa fuerza de la tierra moverse por una juventud envuelta en una catarsis de política, una política no partidista sino ciudadana.

Posdata: “Ahora nosotros damos las noticias.”

Algunos de los canales de comunicación-información del “Yo soy 132” son la recién creada pagina yosoy132.mx, la pagina en Facebook facebook.com/yosoy132 y en Twitter en las direcciones @masde131 y @YoSoy132 entre otros.

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,455FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS