Escucha y descarga el audio del acto

Escucha y descarga la entrevista

 

Documento presentado por la comunidad de la Yerbabuena en la reunion con adherentes en el estado de  Colima el dia 29 de marzo año de la otra campaña:

Nosotros, los habitantes de la comunidad en Resistencia de la Yerbabuena, lo que vemos es que el estado de Colima se va retrasando por culpa de los del mal gobierno.

Como cuando lo del temblor, hay gente que todavía no ha recibido ninguna ayuda, pero los que mas tienen si la recibieron enseguida.

Al lado de la Yerbabuena esta el ejido de San Antonio.

Nos han contado que para formar el ejido de  San Antonio estuvieron batallando desde los años cuarenta, hasta mil novecientos sesenta y ocho no les concedieron las tierras y antes de tener la Resolución presidencial ya intentaban convencerlos de que mejor se fueran a otro sitio, les ofrecían tierras en el Rabalase, allá en Jalisco, pero no aceptaron.

 

Según la resolución presidencial el ejido tienen dos mil quinientas treinta y una hectáreas, pero nada mas salir la resolución la señora Esteher Ceballos de Buenrostro se amparo y ahí se quedaron quinientas hectáreas. Esta señora fracciono y se lo repartió a los hijos que le vendieron al del Rancho del Jabalí.

También Patricio Aguirre que era heredero de un señor de Cómala le vendió la Jabalí tierras pegadas a las del ejido y en esa venta se llevaron mas terrenos del ejido.

Así que el ejido solo tiene en posesión como 500 hectáreas, aunque en México dicen que esta completo con las dos mil quinientas treinta y una.

Pero todavía querían mas, el dueño del Jabalí  le tenia puesto el ojo al venadario.

En los ochentas vino una ingeniera, llamada Pilar, de una secretaria que decía que lo compraba para un club de cazadores, pero tampoco se les hizo.

Después llego un licenciado que les platico a los ejidatarios de un proyecto para cría de borregos, para ayudarles y al rato ya quería rentarles los terrenos, según eso traía dinero de unos de Alaska, los del ejido ya le había creído y hasta le hicieron una carta poder, que tuvieron que quitar rápido.

Todas estas tierras del arroyo seco hasta acá fueron primero de los Vogel que venían de Alemania.

Luego estuvieron los Schullte, Antenor Patiño y Goldsmith, ahora herederos del ingles, se desaparecieron tres pueblos San Antonio, El Panal y La Barranca del Agua, también la ranchería La Fundición, iban reubicando a la gaznates hasta que se quedaron con todo.

También tres lagunas, donde antes la gente pescaba, la del Jabalí, la del Calabozo y la del Epazote.

Ahora en esas tierras solo pueden entrar los ricos y los que antes vivían allí ahora trabajan para ellos cobrando una baba y aguantando que los atraen mal, los tienen divididos porque a unos les dan regalitos como grabadoras o gabardinas y a otros no.

Y lo mismo querían hacer con nosotros, así que en el años dos mil empezaron con lo del peligro del volcán y que querían protegernos, que mejor que nos fuéramos a otro sitio mas seguro.

Nosotros sabemos que  tiene mas peligro el Hotel y la Becerra que nosotros. Pero el mal gobierno mando a los de Protección Civil para que nos asustaran con videos de volcanes de otros países, y también con el argüende en los periódicos, en la radio y en la televisión.

Para cansarnos no evacuaban seguido, en Cómala, como 5 veces, pero ya en la ultima los que esten en la resistencia dijimos que no nos íbamos, y nos quedamos en nuestras casas.

Otros si que se asustaron o les convencieron y se bajaron, ahora los tienen en la nueva Yerbabuena en unas casitas de seis por once, donde ni siquiera pueden tener a sus animalitos y han perdido las casas de aquí, que no las han tumbado porque nosotros nos quedamos.

Durante estas evacuaciones murieron 3 personas. Una en el albergue de Cómala de un golpe que le dio su esposo, pero de eso no dijeron nada, ni en la televisión, ni el periódico.

El obispo nos decía que nos teníamos que bajar, que era por nuestro bien y que había que obedecer.

También nos pusieron a los soldados que para protegernos, pero nosotros sabemos que no, que solo es para asustarnos y se vio clarito cuando el temblor en Colima que se bajaron corriendo y ni siquiera miraron para atrás.

Los soldados nos molestan a cada rato con censos y preguntas, hicieron una zanja en el camino, por la noche, y en ella cayo la camioneta de un compañero.

Empezamos a juntarnos en el dos mil dos y a  denunciar en los periódicos  lo que nos estaban haciendo, que hasta nos cortaron la luz y nos fuimos al Congreso para que todos lo supieran.

También se llevaron a la maestra y cerraron la escuela.

Quisieron llevarse el material, pero no les dejamos.Cuando la cosa se puso fea para el gobernador, que entonces era Fernando Moreno Peña, porque la gente de abajo, de Colima, ya que estaba pasando aquí, se sacaron un decreto de reubicación, un año mas tarde de reubicar a los que se bajaron.

Pero ahí siguen ofreciéndonos tierras en otros lados, dinero y todos lo que le hemos dicho muchas vece, hasta al Fox, que lo único que queremos es que nos dejen tranquilos, que se lleven a  los soldados y que si quieren apoyar, que nos den una radio y un camión para bajarnos por se le volcán se pone bravo, pero eso dicen que no se puede.

Y sabemos que también pasa en otros lugares en todo México, que cuando los dueños del dinero quieren algo, los malos gobierno los apoyan como sea para quitarle las tierras a los campesinos, y si se resisten ya entran a las malas y los amenazan con sus leyes, intentan asustarlos con las policías, el ejercito y todo para dejarlos mas jodidos.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: