Tuxtla Gutiérrez, Chiapas ciudad donde se destruyen reservas naturales

Con una vista aérea, sobre los cerros del Norte poniente de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se logra divisar una gran mancha blanca, hasta se podría pensar que se trata de una obra de arte, sobre la cual se plasma un dibujo, pero si cambiamos de ángulo, y nos acercamos hacia este lugar caminando, el paisaje es desalentador y polvoso.

Y es que desde hace más de 44 años, Caleras Maciel S.A de C.V., se ha encargado de explotar los cerros de la zona norte de esta ciudad capital, es muy cierto que con el paso de los años, Caleras Maciel ha requerido mayor dimensión de terreno en sus cercanías, para extraer calhidra y cal agrícola mayormente. Es una empresa “fuerte”, según su publicidad, pues la respaldan los bancos de caliza más grandes y de mayor calidad del sureste mexicano.

Derivado de la explotación de cal, el malestar no se ha hecho esperar por parte de las colonias vecinas a la empresa, incluso son afectados la comunidad universitaria de la UNICACH, pues las altas concentraciones de polvo, afectan directamente las vías respiratorias. Parte de la problemática, derivada de la fábrica de cal, incluye a las autoridades de gobierno, pues no se hizo una adecuada planeación, sobre la mancha urbana, y hoy en día la fábrica, se encuentra rodeada por varias colonias y dos universidades públicas. El impacto al ambiente es totalmente evidente, principalmente por la pérdida total de cobertura vegetal en los sitios donde se realiza la explotación, provocando que en temporada de lluvia se originen muchos y fuertes escurrimientos que acarrean basura y tapan alcantarillas.

En un trabajo realizado en el año 2008 sobre cuevas de la región central de Chiapas, se tomó como sitio de estudio la cueva de La Chepa, ubicada en márgenes del banco de calhidra de Caleras Maciel. Se documentó fotográficamente la explotación del paisaje aledaño a la cueva y en menos de año y medio, del sitio, únicamente destaca la entrada de la cueva (la cual ha sido dinamitada parcialmente), se tiene registrado en otras investigaciones, que las cuevas son refugio temporal y permanente, de fauna rara, o en categoría de riesgo, tal es el caso de esta cueva, pues se tiene un registro de una lagartija de nombre científico Coleonyx elegans,o mejor llamada “niño”, con categoríade riesgo como amenazada por la NOM-059SEMARNAT-2001. La cueva es habitada también por especies de murciélagos que cumplen una función de dispersión de semillas de árboles nativos o polinizan flores.

Al parecer ninguna autoridad competente ha dado una mirada al patio trasero de esta empresa, y no es bien sabido si los permisos para cambio de uso de suelo, explotación del banco de cal o el uso debido de los explosivos para la perforación del suelo, cumplen con todas las normas de las instituciones; tenencia de la tierra, SEDENA, SEMARNAT, PROFEPA, y con los estatus de las leyes ambientales; LGEEPA (ley general de equilibrio ecológico y protección al ambiente) y LEEPA (ley de equilibrio ecológico y protección al ambiente del estado de Chiapas).

FUENTE:  REVISTA EL PINOLILLO, TUXTLA GUTIÈRREZ
http://radiopozol.blogspot.com/2011/03/y-del-lado-poniente-de-tuxtla-tambien.html

http://www.pozol.org/?p=130

¿Te gustó este articulo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribución de nuestros lectores. Considera hacer una donación:

Más de la autora

Redes Sociales

66,772FansLike
16,462FollowersFollow

INSTAGRAM

Tienda de fotógrafia

spot_img

TENDENCIAS