16 de febrero de 2011, Mitzitón, Chiapas.- Los ejidatarios de Mitzitón están reunidos en torno al salón ejidal, a la orilla de la carretera San Cristóbal-Teopisca, una pequeña fogata los resguarda del frío, que en la tarde soleada ya cala. 100 metros más allá en la casa del líder paramilitar hay varias camionetas y los del grupo paramilitar Alas de Águila – El Ejército de Dios.

Hoy por la radio comercial reportaron que el líder más visible de esa agrupación en Chiapas Esdraz Alonso se deslindó de los paramilitares apostados en Mitzitón, no se sabe a qué responde la estratagema. Tensa calma. En la entrada de la comunidad de Mitzitón están apostados camiones antimotines, camionetas y patrullas de la policía estatal, que forman parte del discurso engañoso del gobernador Juan Sabines, pero que a la medianoche del 13 de febrero no impidieron el ataque armado de los paramilitares y anoche no impidieron la destrucción de cercas del poblado realizada otra vez por los paramilitares.

A la orilla de la carretera, apenas saliendo de San Cristóbal de las Casas, tras pasar el campo militar de la 31 zona militar del ejército federal, se encuentra la comunidad de Mitzitón, que se resiste a la construcción de la autopista de cuota San Cristóbal-Palenque sobre su territorio ejidal, construcción que el gobierno impone, sin consulta previa a las comunidades y ejidos que serían afectados por la misma. Pero desde abril de 2009, cuando se supo que el trazo de la carretera pasaría sobre las tierras ejidales de Mitzitón, los ejidatarios, adherentes de La Otra Campaña resisten. Contra ellos y su resistencia se han encaminado los engranajes gubernamentales y el grupo paramilitar Alas de Águila – El Ejército de Dios. Sucesivos actos de violencia y hostigamiento se han cernido sobre su resistencia.

El 13 de febrero a las 11 de la noche los paramilitares de Alas de Águila-El Ejército de Dios iniciaron la más reciente agresión armada contra los ejidatarios de Mitzitón. Junto al salón ejidal estaban apostados vehículos policíacos que nada hicieron contra la agresión, incluso, según los adherentes de Mitzitón, los vehículos policíacos recibieron tres impactos de bala esa noche.

El ataque armado ocurrió desde la zona de la escuela que se encuentra detrás del salón ejidal. Por la entrada a la plaza que está paralela a la carretera entraron los paramilitares disparando, hay impactos en el muro del salón ejidal, en el techo y en la tienda de junto. En esa entrada velaban los ejidatarios adherentes de La Otra Campaña, que corrieron hacia el salón ejidal, es en ese momento cuando es herido en el torax el ejidatario Carmen Jiménez Heredia, la bala que lo hirió se queda atrapada en sus huesos. En ese momento retienen a 2 ejidatarios, a lo que los ejidatarios responden reteniendo a un paramilitar, al final los canjean.

Tras la agresión y la rápida acción urgente de derechos humanos el gobierno se vé obligado a detener a algunos de los agresores, así la policía detiene a 26 paramilitares en la madrugada del 14 de febrero. Tras la detención de estos, desde ese 14 de febrero los paramilitares han circulado la amenaza de que secuestrarán a adherentes si no son liberados sus compañeros. Ayer a las 5 de la tarde intentan atrapar a unas mujeres adherentes que fueron por agua en una casa 50 metros distante de la casa donde se acuartelan.

Anoche 15 de febrero los paramilitares de nueva cuenta cierran la carretera y destruyen algunas cercas comunitarias, ante la indiferencia de los efectivos policiales ahí apostados, quienes se mantienen simplemente como testigos. Muchas masacres operadas por paramilitares en Chiapas han ocurrido ante la testificación de las fuerzas policiacas, otras han ocurrido en operativos conjuntos policiaco-paramilitares. Por ello la presencia policiaca no es un alivio, sino otro motivo de preocupación.

El bloqueo y la destrucción del cerco comunitario la inician los paramilitares a las 11 de la noche del 15 de febrero, es una hora en que ya no es nada fácil movilizarse en la zona, ya no hay transporte público, lo que trata de impedir la rápida acción solidaria, a pesar de ello no la ha impedido. Anoche los paramilitares les gritaban a los adherentes que otra vez les iban a dar de garrotazos y de nueva cuenta amenazaban con tomar rehenes si los paramilitares presos no eran liberados este 16 de febrero.

En comunicado fechado el 14 de febrero los adherentes de Mitzitón apuntan: “Vemos que el gobierno está haciendo otra ofensiva contra los pueblos que estamos en lucha. Ya lo vimos con los compañeros de Bachajón y que vemos que así quiere hacer con nosotros. Es la misma autopista que nos afecta a ambos, es nuestro mismo compromiso de defender nuestros derechos como indígenas y de lograr la libertad, la democracia y la justicia, lo que nos mantendrá juntos y fuertes a todos los que somos de La Otra Campaña.”

El gobierno estatal, en uno más de sus montajes de prensa dice que en Mitzitón lo que hay es un conflicto entre católicos y evangélicos, queriendo que ignoremos como va avanzando la construcción de la autopista en las zonas que no están en resistencia. La represión en Mitzitón y Bachajón pasa por dos de las zonas de afectación de la autopista San Cristóbal-Palenque, nada tiene que ver con conflictos religiosos. Así lo demuestran el distribuidor vial frente al campo militar a unos pasos de aquí y las obras de construcción que no han parado desde principios del 2009. Más allá del ejido de Mitzitón hay tramos muy avanzados de construcción de la autopista, cuando los concluyan entonces vendrán en definitiva por Mitzitón y Bachajón, lo de estos días es apenas parte del principio, viene el megaproyecto y clama la sangre de los que resisten.

La solidaridad activa y decidida local, nacional e internacionalmente y la resistencia organizada será lo único que pueda impedir nuevas masacres por la construcción de una autopista en territorio chiapaneco. Y la autopista es apenas el inicio de toda una etapa de saqueo con el turismo industrial en la zona disfrazado de ecoturismo y una vía rápida que conduzca las materias primas de la región hacia los puertos marítimos y hacia el centro del país.

En Mitzitón anochece, hace un frío intenso, las 11 de la noche es la hora que los paramilitares han elegido para las recientes agresiones, ojalá a las 11 de la noche de cualquiera de estas noches se escuche la palabra y la acción solidaria con los adherentes de La Otra Campaña de Mitzitón que resisten ante un nuevo embate del neoliberalismo en la región.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: