Nueva modalidad de explotación sexual:

Una de las principales situaciones que se ha generalizado en el Distrito Federal, es que hay un acuerdo entre patrulleros y “clientes” para acusar de “robo” a las trabajadoras-es sexuales: Esa es una nueva modalidad de extorsión y explotación sexual, ya que el robo no alcanza fianza en la Ciudad de México. Desde que el PRD reformó el Código Penal, la tercera parte de las internas de los reclusorios, son trabajadoras sexuales acusadas de robo de menos de dos mil pesos. Ahora, por el sólo hecho de ser prostitutas, no nos levantan un acta, cuando acusamos a un cliente de robo: eso es discriminación.

Limpieza social de trabajadoras sexuales:

“Nos están dejando sin lugares para trabajar, en la Merced, D.F; sin embargo, se están abriendo otras modalidades de trabajo”. Los operativos policíacos contra la trata de personas y el lenocinio, son un pretexto para limpiar los centros históricos y otras zonas de la ciudad de la presencia de trabajadoras-es sexuales. Con la remodelación de los centros históricos, se escudan en ello y el costo es quitar a vendedores ambulantes y trabajadoras-es sexuales. Compran gente, a seudo líderes y a madrotas que venden a las compañeras al gobierno. Alejandra Gil, madrota de Sullivan, habló en calidad de vecina para avalar el corredor sexual Luis Donaldo Colossio, que no es otra cosa que una zona de tolerancia.

De activistas a madrotas:

Hay compañeras-os que formaron parte de la Red Mexicana de Trabajo Sexual y hoy se sientan con las autoridades del CENSIDA, para avalar a Alejandra Gil, una de las tratantes de personas con fines de explotación sexual que opera con la total impunidad, según han señalado numerosas trabajadoras sexuales de Sullivan y Buenavista, D.F. Dicha madrota, pone el dedo a quienes ya conoce y pone en riesgo su libertad, su seguridad personal y hasta su vida. Quienes se han solidarizado con Alejandra Gil, sabe lo que es y significa la explotación sexual y sin embargo, ahora la practican y pretenden que dicha explotación, ya no existe. O somos compañeras o somos madrotas de quienes fueron nuestras compañeras. Un ejemplo es el caso de Hidalgo. El premio a trabajadoras-es sexuales del estado de Hidalgo que acordaron con la presidencia municipal de Omar Fayad, la salida del trabajo sexual del centro histórico, ahora son empresarias de giros negros, dueñas de bares y cantinas donde explotan sexualmente a otras-os trabajadoras-es sexuales.

Trabajo sexual y narcotráfico:

Vemos como las trabajadoras-es sexuales son utilizadas cada vez más, como burritas para distribuir drogas en bares, cantinas o en la calle, en los lugares donde trabajan, por diferentes grupos del crimen organizado. Así mismo, vemos la complicidad de gobernantes y diferentes corporaciones policíacas municipales, estatales y federales con éstas prácticas delictivas.

Trabajadoras sexuales y patricarcado:

Como trabajadoras-es sexuales, debemos saber cuál es el rol del patriarcado, “hacer lo que los hombres nos sigan que tenemos qué hacer”, cómo la trabajador-a sexual basa su vida en relaciones machistas y no se da color de lo que está pasando. Cuando hablamos, tenemos expresiones que debemos quitarnos porque traen consigo una carga patriarcal muy fuerte. Debemos considerar cuál es el papel del padrote al lado de una trabajadora sexual, ya que cuando hay operativos policíacos, el padrote no está; cuando un cliente te está pegando en el cuarto, el padrote no está y cuando nos estamos ocupando, tampoco está presente el padrote.

Menores prostituidos-as:

¿Qué hacer cuando hay menores de edad en la calle, donde estamos las trabajadoras sexuales? Debemos averiguar cuál es su situación y no olvidar que siempre son víctimas de otras personas y quién es el responsable de que esté parada en una esquina, esperando clientes para irse a ocupar a un cuarto de hotel para denunciarlo y que pague su delito. Tenemos que tener presente que detrás de todo menor de edad, siempre hay un adulto que lo está induciendo y sacando provecho económico de él o de ella. Sin embargo, no debemos olvidar que la presencia de la prostitución infantil, es un pretexto para limpiar los centros históricos y otras zonas de las ciudades donde están comprometidos proyectos de inversión inmobiliaria. Estamos viendo que en el D.F., el gobierno ya no está respetando los acuerdos que tenía con los mafiosos que se dedican a la explotación sexual y por ello, como ya algunos de ellos no son útiles a quienes gobiernan la ciudad, los están deteniendo, pero el negocio sigue en pie, sólo que con nuevos lugares para trabajar.

Víctimas de trata de personas:

El Gobierno del Distrito Federal (GDF), está ofreciendo cursos de belleza y de máscaras, para que tengamos un oficio digno y nos ganemos la vida de otra manera; y con eso, pretenden que no estemos trabajando en la calle. La procuraduría capitalina nos ofrece que abandonemos nuestro trabajo y dejemos de ser trabajadoras sexuales, ya que nos considera a todas nosotras, víctimas de trata de personas. Ahora, ¿Qué hacer cuando es el Estado el que planta a menores de edad prostituidos en las calles? Responder inmediatamente y de manera organizada, protestar y movilizar a medios de comunicación sin pensarlo dos veces.

Trabajadoras sexuales y periodistas:

¿Cuál es el papel del taller de periodismo Aquiles Baeza de la Red Mexicana de Trabajo Sexual? Ayudar a la gente de abajo, a mis compañeras trabajadoras sexuales. Como la autoridad abusa de la gente más débil, voy a ser leal y honesta con mis compañeras, para que nosotras nos podamos defender y apoyarnos, que nuestra voz sea escuchada, que se difunda lo que ocurre en las calles, nuestras luchas como trabajadoras sexuales, directamente a través de nosotras, las trabajadoras sexuales y no de periodistas que nos discriminan. Hay grandes medios que nos señalan como un cáncer social, como un foco de infección o como delincuentes. Hemos aprendido a hacer una nota periodística, que la gente se entere, no sólo las trabajadoras sexuales, organizaciones de derechos humanos, sino que la noticia llegue a toda la gente. Aprendimos que hay que escribir lo que nos ocurre a las trabajadoras sexuales, sino que también hay que difundirlo. La maestra del taller, la periodista Gloria Muñoz, directora de la revista virtual “desinformémonos”, señaló que está aprendiendo muchísimo de las trabajadoras sexuales y que el taller no sólo es un espacio para aprender, es también para convivir y para dignificar el trabajo sexual. Nos ha costado trabajo la disciplina, pero ahí la llevamos.

Integrantes del colectivo “Regeneración radio”, señalaron que es una experiencia importante, haber conocido a este grupo de trabajadoras sexuales y apoyar en la difusión de sus denuncias. Elvira Madrid, presidenta de Brigada Callejera, indicó que su organización ha aprendido a reconocer el esfuerzo de regeneración radio ya que han tenido mucho respeto con las compañeras.

XIII Encuentro Nacional de la Red Mexicana de Trabajo Sexual en el D.F., el 4 de agosto de 2010: “Entre la explotación sexual – económica y la represión policíaca” Agencia de Noticias Independiente Noti-Calle.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: