En México, el ejercicio de los derechos humanos más simples como la información y la comunicación representa un problema para los intereses de las clases gobernantes, es un hecho, que cuando algún sector de la sociedad, particularmente de los pueblos indígenas decide en la práctica ejercer los derechos negados; el gobierno lo identifica como una amenaza de seguridad nacional.

Ejemplos de lo anterior pueblan toda la geografía nacional aunque en los medios masivos de comunicación no se contemple más que para la nota roja o la burla a la gente de abajo y con ella sus aspiraciones, sus ideas y su práctica.

Radio Ñomndaa “La palabra del agua”, en lengua Amuzga, es una radio comunitaria que transmite desde el municipio autónomo Suljaa (Xochistlahuaca) en el estado de Guerrero, como ellos lo afirman: “Es una radio comunitaria, indígena, independiente del gobierno. No depende de ningún partido político y ni religión”. La radio, enmarcada en un movimiento creciente en México, el de las radios libres y comunitarias, comenzó a transmitir por el 100.1 de FM el 20 de diciembre del 2004, su señal abarca comunidades de la Costa Chica, poblaciones afro mestizas e indígenas, la gente que hace la radio es la comunidad a través de sus programas transmitidos básicamente en lengua Amuzga, aunque también en español.

En su portal web, Radio Ñomndaa anuncia su transmisión en línea, además de ser una ventana para que la gente de otras latitudes conozca esta experiencia de comunicación libre a través de imágenes, audios, textos e incluso videos. En ella podemos encontrar como respuesta a la pregunta: ¿Qué es Radio Ñomndaa? lo siguiente: “Es el ejercicio, en los hechos, de nuestro derecho como personas y como pueblo indígena a la comunicación, a la libre expresión de las ideas, a la información; a valorar, fortalecer y difundir nuestra cultura; y a reconocer y respetar la diversidad cultural de la región Costa Chica”.

Con el nacimiento de la radio, se gesto en la mente de los gobernantes locales, estatales y federales la idea de que esta emisora autónoma tiene que apagar sus micrófonos y desparecer, esto a pesar del amplio respaldo y participación de la comunidad en ella.

Numerosos han sido los casos de represión y hostigamiento a la radio, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan” con sede en Tlapa de Comonfort ha difundido un análisis del caso, el documento lleva por título: RADIO ÑOMNDAA, LA PALABRA DEL AGUA -INDÍGENAS AMUZGOS-, en el se menciona: “Sin embargo, esta radio comunitaria indígena se ha enfrentado desde el principio al sistema estatal, al ser cuestionados por apropiarse un derecho que, según el gobierno, tiene que seguir procedimientos normativos definidos por ley. Para las autoridades tradicionales, se trata de una forma de ejercer los derechos colectivos del pueblo Nanncue Ñomndaa, amparados en los contenidos de los Acuerdos de San Andrés y del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales, así como un medio que permite desarrollar y consolidar su cultura e identidad. De ahí, la Radio Ñomndaa ha sido víctima de una serie de hostigamientos…”.

Los hostigamientos que hace mención el informe comenzaron en octubre de 2004, a un mes de que la radio iniciara sus transmisiones, mientras los integrantes de la radio colocaban una torre para instalar su antena una avioneta del Ejército Mexicano sobrevoló la torre. A partir de este acoso se vendrían toda una serie de situaciones en las que estuvieron, (y están) involucrados personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Secretaría de Defensa Nacional y la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).

El 18 de julio de 2005 elementos de la AFI se presentaron en la cabina de transmisión, mostrando un oficio de investigación girado por la Procuraduría General de la República. También entregaron un citatorio a David Valtierra para que se presentara en la PGR por el delito de violación a la Ley Federal de Radio y Televisión. Según el informe mencionado antes del Centro Tlachinolan, esta denuncia fue presentada por el Gobierno del Estado y luego archivada por falta de elementos.

El hostigamiento gubernamental ha sido constante hacia David Valtierra Arango, fundador de la radio, el 9 de agosto de 2007 fue detenido por  elementos de la Policía Ministerial en Ometepec, acusado supuestamente de la privación de la libertad de Narciso García. Al día siguiente fue puesto en libertad bajo caución, después de depositar una fianza.

Tal vez, la represión más fuerte que ha recibido Radio Ñomndaa fue el 10 de julio de 2008 cuando unos 30 efectivos de la Agencia Federal de Investigaciones y de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) irrumpieron de manera violenta en la cabina de la radio. Mientras algunos agentes exigían los documentos de la radio, otros con armas de fuego en mano se metieron a la cabina y desconectaron los aparatos ocasionando que se quemara el transmisor y el CPU de una computadora que se usaba para la programación. Esta acción represiva fue impedida por la comunidad, misma que cerco la radio haciendo que los agentes se retiraran.

La represión no ha cesado, los intentos del gobierno por frenar por cualquier vía las actividades de esta emisora comunitaria continúan. Actualmente y como lo ha denunciado la propia radio a través de un comunicado difundido el pasado 1 de noviembre de 2009 se está gestando otro intento por encarcelar a David Valtierra Arango, el comunicado informa: “Queremos en esta ocasión darles a conocer que el día viernes 30 de octubre del presente año, hemos confirmado con el apoyo del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan” que nuevamente nuestro compañero David Valtierra Arango tiene otra demanda en su contra, ahora bajo la causa penal 257-III/2009 y que desde el día 13 de octubre del presente año, el Juez Penal de Primera Instancia del Distrito de Abasolo con sede en Ometepec, Gro., el Lic. Derly Arnaldo Alderete Cruz, ha girado la orden de aprehensión en contra de nuestro compañero, quien está acusado por los delitos de “privación de la libertad personal y robo, en agravio de Ariosto Rocha Ramírez”.

Como todas, esta demanda está basada en invenciones y mentiras con el objetivo de criminalizar las actividades de comunicación de David Valtierra, y con ello frenar el trabajo que la comunidad de Xochistlahuaca lleva a cabo contra los hechos arbitrarios de la cacique priísta Aceadeth Rocha Ramírez, actual diputada local, dos veces presidente municipal de Xochistlahuaca y varias veces diputada local lleva a cabo contra la comunidad

El comunicado de Radio Ñomndaa menciona: “Como es muy evidente y como lo hemos venido denunciando, detrás de estas demandas está la mencionada cacique. Ahora el “agraviado” es su hermano Ariosto Rocha Ramírez, quien es conductor del “espacio noticiero” de  la radio pirata “La líder” propiedad de la cacique, instrumento de desinformación y ataque a los opositores.”

En estos días, la comunidad de Xochistlahuaca y Radio Ñomndaa han emprendido una resistencia contra la cacique Aceadeth Rocha Ramírez y por el cese de acusaciones en contra de David Valtierra, una página más se abre en este andar de resistencia que llevan a cabo los indígenas Nanncue Ñomndaa (Amuzgos) de la Costa Chica de Guerrero, esta vez por su radio, sus derechos y su autonomía.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: