La cita fue en el casco de Santo Tomas, en la escuela de ciencias biológicas, del Instituto Politécnico Nacional, había estudiantes de casi todas las vocacionales y escuelas superiores, además se encontraban estudiantes de la UNAM y de la UAM,  todos con un solo fin, echar para atrás la reforma neoliberal al bachillerato que propone el gabinete de Felipe Calderón junto con sus aliados. El contingente salió después de un glorioso hueeelum y un histórico Goooya, además no podía faltar la ya clásica “UAM, POLI, UNAM unidos vencerán.

En el casco de Santo Tomas se respiraba un aire de libertad, donde ya era posible expresarte y pasar a un lado de las autoridades sin ser castigado, amenazado o consignado, desgraciadamente no todo es miel sobre hojuelas, ya que a pocos pasos de salir del casco se encontraban reunidos un grupo de porros aproximadamente eran 15 o 20. Esto fue un intento más por apagar los ánimos y el entusiasmo que los estudiantes cargaban, este grupo de seudo estudiantes fueron siguiendo el contingente, insultándolo, amenazándolo y tratando de pisotear los principales ideales por los que esta luchando. Afortunadamente antes de salir del casco de santo tomas se retiraron y no paso a mayores.
 
Con forme avanzaba el contingente los ánimos se calentaban, las consignas se agudizaban,  llegando a los oídos del trabajador,  que cansado, regresaba a casa, de la ama de casa que pasaba por allí, del pueblo en general que apoyaba con solo recibir una propaganda que con mucho esfuerzo se realizo por diversas organizaciones, con el fin de informar al transeúnte de  los planes que se tienen para disque mejorar la educación en México.
 
Realmente la marcha fue larga, ya que el objetivo era llegar a Zacatenco, por desgracia de los estudiantes, el día no estaba a su favor, ya que cayó tremendo aguacero, pero esto no fue suficiente para  poder detener los pasos agigantados de esta lucha. Cuando arribamos, triunfantes a Zacatelco, los ánimos no pararon, ya que venía el momento decisivo y cumplir nuestro objetivo.
 
Al final,  el contingente llego a dirección general del IPN, exigiendo que saliera el director del IPN, este hombre nunca dio la cara y ya con los ánimos enfurecidos los estudiantes en un afán por conseguir una respuesta a sus inquietudes tomaron por asalto la puertas de la dirección, las cuales permanecían cerradas con cadena y candado, selladas y calladas a las demandas de la comunidad estudiantil.
 
Casualmente en ese momento salio un personaje de nombre Oscar Chávez, y nos decía que el era el secretario, a final de cuantas solo entro una comisión de 5 estudiantes a las instalaciones de la dirección, y entregaron un pliego petitorio que traía las demandas que exigían los estudiantes del IPN, el acuerdo fue regresar el día 27 de mayo a esas mismas instalaciones a exigir la respuesta a las demandas.
 

 

 

 

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: