Compañeras y compañeros:

Soy Gloria Arenas Agis y les hablo también a nombre de mi compañero de vida, Jacobo Silva Nogales.

Queremos agradecer la solidaridad de nuestra familia, de todas aquellas personas integrantes del movimiento social y de los medios de comunicación que nos han acompañado y han estado pendientes de nuestra situación jurídica a lo largo de muchos años.

El día de ayer, jueves 19 de marzo, pudimos sentir de manera muy especial su apoyo cuando después de varios días de pronunciamientos y conferencias en torno de nuestro caso, muchos de ustedes se desplazaron hasta estos lugares tan fríos y distantes donde nos tienen recluidos desde hace nueve años.

No encuentro las palabras adecuadas para describirles la emoción que me transmitieron sus porras, sus consignas, sus risas cuando los vi desde mi celda. No se imaginan las ganas que tenía de irme con ustedes para reunirme con mi familia y lo preparada que me encontraba para ello. Supe que me trajeron un ramo de flores y estoy al tanto de todas las personas y las organizaciones que vinieron. A cada una le agradeceré personalmente el apoyo que nos dieron en un día tan difícil como el de ayer.

Las autoridades nos notificaron que no se hará efectiva la libertad que ganamos con el amparo en Chilpancingo porque existe otro proceso con sentencia de cinco años en Toluca. Por ahora sólo quiero decir que Jacobo y yo estábamos conscientes de que iba a surgir un nuevo impedimento jurídico para nuestra libertad y estamos listos para lo que venga.

Vivimos en un país donde las leyes se aplican de acuerdo a los intereses de los poderosos. Es por eso que tenemos que seguir luchando para exigir nuestra libertad y la de todas y todos los presos políticos.
Gracias por habernos acompañado ayer. Hoy seguimos injustamente presos, pero vamos a salir. Y desde donde estemos, fuera o dentro de estas prisiones que nos separan, seguiremos intentando construir un mundo distinto y mejor.

Gloria Arenas Agis

Penal de Santa María Chiconautla, Estado de México.

20 de marzo del 2009.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: