Un pueblo mil veces golpeado
En los callejones los llantos de las niñas
son confundidos con el ruido de los fusiles

El recuerdo de tantos cadáveres
El resplandor del fuego en sus ojos
Y hoy la matanza de al-aqsak

se ha vuelto venganza y piedra.
Desde hace ya casi sesenta años el mundo ha sido testigo de un gran conflicto, pero lamentablemente la visión que la mayoría de las personas que han oído, visto o leído de él, tienen una perspectiva inherente a la realidad, esto en gran parte se lo debemos a los medios de comunicación masivos, los cuales han creado una pantalla de humo en la que este conflicto ha sido rebajado a una disputa por territorios entre dos países, y no solo eso, sino que los hacen ver como si tuviesen las mismas condiciones.
Se trata de la ocupación militar de un pueblo a manos de un país que busca la formación de un estado judío puro; el ocupado: Palestina; el ocupante: Israel. Hoy en día hablar del conflicto que se vive entre Palestina e Israel a nivel de ocupación es bajar de tono la situación, pues las Regulaciones de la Haya de 1907 definen territorio ocupado como “Territorio… cuando ha sido puesto bajo la autoridad de un ejército hostil. La ocupación solo se extiende sobre los territorios donde la autoridad ha sido establecida y puede ser ejercida…” pero no solo esto ha pasado en Palestina, pues se ha iniciado una colonización.
El conflicto inicia en 1948 cuando la ONU después de la guerra Arabe-Israeli comete una injusticia contra Palestina, pues decreta que la mitad del territorio Palestino deberá cederse al recién declarado Estado Israelita independiente, esto debido a que los grandes banqueros judíos presionan  a las naciones unidas, así como al deseo de Estados Unidos por tener un aliado en medio oriente, para así estar cerca de los grandes productores de petróleo; con esta acción los judíos que ocupan y colonizan el territorio cedido comienzan a retirar a los palestinos de este, por tanto EE.UU inicia la preparación militar de Israel. A esto los Estados Árabes responden con el no reconocimiento del estado Israelí, de ahí la invasión a varios estados Árabes.
Con esta partición de Palestina, Jerusalén queda también dividido, con esto Israel argumenta que por ser un estado judío le corresponde históricamente, y en 1967 ocupa militarmente la parte correspondiente a Palestina, para después avanzar a todo el territorio Palestino.
Israel busca diluir toda la cultura Palestina, bajo el argumento de la no existencia, pues este, según los extremistas Israelíes, es consecuencia de la cultura identificada con la estrella de David, muestra de esto es que inclusive se quieren apropiar de algunos platillos típicos, como lo son la garbanza y falafel, cuando en verdad son Palestinos, el Estado Israelita quiere borrar la cultura de este pueblo, busca eliminarla de la historia y decir que todo cuanto la identifica ha sido una mentira.Toda Palestina ha llegado a estar ocupada de hecho solo se ha podido liberar el 2.5 por cien de el territorio ocupado a través de las platicas por la paz, de hecho con la gravedad de la situación se ha dicho que lo único que quiere el pueblo palestino es que Israel libere el 22 por cien del territorio ocupado, lo que equivaldría a Jerusalén, Gaza y el oeste de Palestina, así como la formación de un gobierno Palestino independiente.
Los datos estadísticos son igual de lúgubres que las imágenes que se transmiten por los medios masivos, desde el inicio del conflicto hasta el día de hoy han ocurrido 100,000 muertes a manos de los sionistas así como 650,000 capturas, actualmente quedan 11,000 prisioneros entre ellos mujeres y niños menores de dieciséis años.
Estos son datos que responden al sentir palestino sobre la injusta decisión de dividir su territorio, pues se percibe en el ambiente, que la paz no volverá nunca; actualmente se cuentan siete u ocho millones de palestinos refugiados entre las fronteras con países vecinos y en sitios administrados por la ONU, en estos sesenta años familias enteras se han desarrollado en estos campos de refugiados primero en una tienda provisional de plástico y trapo, luego bajo un permiso de las naciones humanas y de los países vecinos, han logrado construir tiendas de latas, en estas “casas” viven familias enteras, y por esto decimos madre, padre, 7 u 8 hijos así como una abuela posiblemente. Algunos de los que más han sufrido son los niños.
Con la ocupación y la colonización, el herido pueblo palestino ha comenzado un proceso de radicalización, “no es terrorismo es patriotismo, ningún pueblo se quedara de brazos cruzados ante una situación similar” –menciona el embajador de palestina en nuestro país durante una entrevista. Con esto surgen varias imágenes una Yasser Arafat, Hamas , la intifadah y las otras formas de resistencia, que bajo la óptica conveniente a EE.UU. son grupos terroristas, cabe destacar que las acciones terroristas corren por parte de Israel.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: