El campesino Basilio Villa Antonia, de 31 años, fue apresado en Lomas del Dorado, afuera de su casa, por hombres de civil que se lo llevaron en una camioneta, el 25 de agosto, aproximadamente a las 17:50 horas. Basilio Villa y su esposa regresaban del río, cuando dos hombres lo jalonearon y lo subieron a una camioneta sin placas, sin darle ni siquiera tiempo a vestirse, ya que venía con un short azul, sin camiseta, con chanclas y sus lentes.

Las personas que se lo llevaron iban acompañadas de otros dos hombres de civil en una segunda camioneta. Ambos vehículos estaban estacionados esperándolo. Y ya habían circulado por el pueblo haciendo preguntas a la gente.

También intentaron detener a Antonio Santiago Hernández, el mismo día como a las 6 de la tarde, y en este caso sí mostraron a su esposa y su cuñado, a quien jalonearon e intentaron llevarse, unos papeles, probablemente órdenes de aprehensión, en los cuales la esposa de Antonio reconoció la foto de su marido. En este caso, la esposa dice que los amenazaron con un arma larga, ella la llamó “una metralleta”. Dijeron que buscaban para detener a cinco campesinos acusados de “portación de arma”. Antes de intentar detener a Antonio Santiago, sus familiares aseguran que los desconocidos se acercaron con engaños, tratando de hacerse pasar por parientes. Iban de civil y en camionetas sin placas.

Los familiares del detenido y de los demás campesinos afirman que los captores son de la Agencia Federal de Investigación (AFI), y que podrían haberse llevado a Basilio Villa Antonia a Monte Chiquito y de ahí a Poza Rica. Estos campesinos están libres bajo fianza, tras la detención de once personas, diez campesinos de Ixhuatlán de Madero y un observador de derechos humanos, el pasado 14 de junio en Lomas del Dorado, Veracruz, quienes estuvieron presos en Villa Aldama.
 

Además de la acusación de despojo, por haber invadido unas tierras de la familia Faisal, los campesinos han declarado que al llegar a Villa Aldama les dieron unas armas que ellos jamás habían portado, los obligaron a tomarlas y les tomaron fotografías con ellas.

De hecho en su primera declaración ante el ministerio público de Chicotepec, que se trasladó hasta Perote para interrogar a los detenidos, ninguna pregunta se refería a armas, pero luego de sembrárselas, como han denunciado los campesinos, les atribuyen armas de los siguientes calibres, según un expediente armado a modo: Alicio Martínez Cruz (Escuadra 9 mm ) Antonio Santiago Hernández (Escuadra calibre 380), Pedro Gutiérrez Hernández (Pistola calibre 22), Severo Antonio Hernández (Revólver tipo Bulldog calibre 38), Basilio Villa Antonio (Pistola de plástico color cobre con negro, tipo encendedor).
 

Un compañero de la Otra Campaña fue por la noche a la oficina de la AFI en Poza Rica, las 8:50 de la noche, y no habían llevado ahí a Basilio Villa.

¿Te gustó este artículo? ¡Apóyanos! Regeneración Radio es posible gracias a las contribuciones de nuestros lectores. Considera hacer una donación: