Viacrucis migrante en la ciudad de México

Viacrucis migrante en la ciudad de México

El viacrucis migrante arribó a la ciudad de México la noche del  viernes 17 de abril, proveniente de Tecun Uman Guatemala, un pueblo que se encuentra justo en la frontera con México, desde donde avanzaron por distintos estados y pueblos del sureste mexicano un contingente de 298 personas, entre hombres, mujeres, niñxs y ancianxs. La mañana del sábado 18 de abril se congregaron en la basílica de la virgen de Guadalupe, al norte del Distrito Federal.

Días enteros fueron los que tuvieron que marchar por el sur del país, en donde vivieron los estragos de un estado represor, así como también conocieron el doble discurso, ya que mientras el discurso oficial de las políticas neoliberales es: “Desarrollar estrategias puntuales que garanticen la seguridad y la protección de los migrantes.1”; pero redescubrieron la falacia en el combativo estado de Oaxaca.

En la comunidad de Ixtepec, Oaxaca estuvieron sitiados, por elementos de la policía Federal y miembros del Instituto Nacional de Migración, pero la solidaridad efectiva de habitantes del pueblo Corazones, perteneciente al municipio de San Pedro Tapanatepec , así como al apoyo de parte del magisterio de la sección XII, fue que rompieron el cerco impuesto por las autoridades federales.

Durante la charla con dos compas catrachos, hacen hincapié en que la implementación del Plan Frontera Sur es una contrariedad para todos los migrantes que pasan por México, hacen un llamado al presidente de éste país para que derogue tal proyecto. Uno de los puntos más cuestionables de tal plan, es que para la renovación, restauración y sustitución de vías férreas del sureste mexicano, se derrocharan seis mil cincuenta y ocho millones de pesos. A sabiendas que son empresas trasnacionales las que utilizan dichas vías.

Ese presupuesto se destinará en el periodo que abarca del año 2014 hasta el 2018, para este año se prevé que mil millones sean destinados a los distintos proyectos a desarrollar en ésta zona del país.

A continuación, la charla que tuvimos con los compas catrachos:

×

Log in