De las galerías al barrio

De las galerías al barrio

Mr. Robot preparando la exposición "Chabola Kózmika" /Fotografía: Losu Zapata
  • Arte y Cultura
  • Posted by: Susana Gonzales, Xiomara Enríquez y María Esparza

“El arte no debería ser cuestión de clases” expresa el artista Iosu Zapata, pues a la juventud le dificulta acercarse al arte, muchas cuestiones son las que causan el problema; desde la falta de dinero, hasta la discriminación por ser de abajo.

Surge el arte underground de las calles, de los barrios, de las personas marginadas. Lo no reconocido, la falta de “clase y estudio”, en el cual se ha decidido decir: ¡El arte no es elitista, es para todos y de todos! ¡Queremos que la juventud realice y comience a crear formas de expresión!

Algunos de los exponentes que han llevado esta propuesta son Carlos Plascencia, Luis Arevalo y Daniel Manrique con Tepito Arte Acá, colectivo que surge en los años 70, su intención era llevar el arte a las calles y acompañar procesos sociales en barrios y movimientos populares.

Tras haber fallecido en agosto de 2010, Daniel Manrique, ha sido una referencia cultural importante del arte en el barrio, pintó una gran cantidad de murales en el barrio de Tepito así como en las colonias Guerrero y Doctores donde pueden observarse en edificios, unidades habitacionales,  paredes y vecindades con imágenes creadas por él.

En lo que fue su experiencia como pintor y con el barrio Daniel escribió libros como “Tepito Arte Acá” y “para que sirve el arte, para nada”, en ellos reflexiona ampliamente sobre el pensamiento y la cultura popular, pues sin haber ido a una escuela sino hasta la secundaria aprendió y desarrolló su arte como un oficio, el oficio del arte y el oficio pintar. Tepito Arte acá surge como un movimiento que se contrapone al arte y la cultura  elitista.

En una entrevista con el músico y documentalista Eiji Fukushima, el “may” Manrique decía: “El trabajo de tus manos te da el poder para ser libre”, pues para su colectivo era importante aprender, difundir y destacar los oficios ,”Arte Acá nos enseña a saber que nuestro mundo es restaurar, reparar”. El oficio de pintar también es el oficio de restaurar paredes, conservarlas a través del color, la pintura y los diversos materiales que usaba, así como utilizar y aprovechar  los elementos del medio y las características del muro.

Decía que para hacer Arte no se necesitan las herramientas más sofisticadas, sino usar lo más inmediato de nuestro cuerpo, manos, cerebro, para él, el Arte es una forma de conocimiento: “nacemos siendo sensibles, por medio del arte obtenemos conocimiento, la sensibilidad nos conecta con el mundo donde nos encontramos inmersos”, la sensibilidad nos conecta con el mundo, pero “El Arte es saber qué hacer con nuestro medio”.

Respecto al Barrio de Tepito, Daniel decía: “la pobreza envilece o ennoblece, a muchos los envilece, a pocos los ennoblece”, su filosofía sobre el barrio es “pensar el mundo, pensar la cultura y no verla separada de la vida, ser y hacer cultura es tener conciencia de nuestro modo de vivir”.

Además de los murales, pintó obra de caballete, misma que donó y actualmente forma parte del acervo de lugares como “campamentos unidos” del cual fue fundador y cuya obra fue hecha para apoyar a damnificados del temblor de 1985 y en la “Escuelita Emiliano Zapata” en el Barrio de Santo Domingo Coyoacán donde impartía talleres de dibujo durante el desarrollo urbano de esa zona de la ciudad, misma que plasmó en esa serie de pinturas y que puede observarse actualmente en la Escuelita.

La última obra que pintó fue en la Unidad Palomares, cuyo nombre se debe a la forma alargada y cuyos techos son de doble teja, en esa serie de murales plasmó diversos oficios, algunos ya inexistentes y experiencias de su niñez en el barrio de Tepito.

Actualmente en esa unidad se desarrollan actividades como talleres comunitarios que junto con el foro “martes de arte en Tepito” que se encuentra en la esquina de eje 1 y circunvalación afuera del metro Tepito, durante toda la semana tienen actividades como ciclos de cine, poesía, mesas redondas, talleres de dibujo y zapatería impulsados por Luís Arévalo, zapatero y promotor cultural en el barrio de Tepito.


Entrevista a Luis Arevalo Venegas coordinador de las redes de espacios culturales y artísticos en el barrio de Tepito: por Olar Zapata.

OZ: ¿Nos puede decir su nombre? Por favor
 
LA: Soy Luis Arevalo Venegas nacido en el barrio de Tepito hace 73 años y de oficio zapatero.

OZ: Cuéntenos ahora mismo estamos justo a las afueras del Metro Tepito en un espacio abierto un foro abierto lleno de murales, ¿Qué es este espacio?

LA: Bueno pues nos apropiamos de un espacio público, todavía en vida Daniel Marrique se pintaron los murales que estas observando, y que consideramos es un punto clave para el barrio, para hacer cultura ya que en realidad del problema del barrio es un crisis de cultura muy fatal, sabemos que solo con cultura, educación y capacitación podemos transformas otra vez a nuestro barrio y si lo logramos hacer casi es seguro que también se puede transformar la ciudad.

OZ: Cuéntenos ¿Cuáles son los espacios que integran la red de espacios culturales aquí en Tepito?

LA: Bueno, antes de formar la red primero que nada, yo quise regresar al lugar donde nací donde crecí, un lugar muy conflictivo, a mí me toco nacer en una calle de prostitución en donde yo veía como los jóvenes en aquel tiempo sin la droga se echaban a perder en la onda de la prostitución y de ahí me nació la idea de cómo cambiar las cosas, de cómo cambiar ese hábitat que nos estaba dañando, entonces desde muy joven yo también me preocupaban los jóvenes, y mi oficio de zapatero me ha servido para involucrarme en lo social, al grado de ya va pasando el tiempo me voy haciendo de más edad y me voy dando cuenta que le problema del barrio era de cultura. Y entonces a promover la cultura. Primero liberando ese espacio, pero ya antes en Los Palomares también ahí, trabajando con los niños, a mí se me ocurrió un proyecto de títeres donde los niños podían recrear esa imaginación, conocer algo de su pasado para tener un buen presente. Ya que el niño, ahora que se vive en vecindades verticales ya no en la horizontal donde había reflexión y había solidaridad, entonces pues ya como que el niño creía que no mas había el mundo de la violencia intrafamiliar en casa y la tranza porque la gente perdió oficio, ya no hay oficios, y se han dedicado a lo ilegal. De ahí que creían que ese mundo nomas era y el mundo del patio que también es de violencia, la calle que es violenta y bueno por eso quise llegar ahí con un proyecto de títeres para que recrearan su imaginación y se dieran cuenta de que hay otro mundo, el mundo del arte, el arte humaniza, entonces, pues así el barrio es tan grande como sus problemas y de ahí surgió la idea de este espacio en el que estamos ahorita, apropiarse del espacio para hacer un lugar de arte, a este lugar le llamamos “plaza martes de arte en Tepito” aprovechando los murales de Daniel Manrique, y luego con programas de mejoramiento barrial, hacer este foro, pero no nos quedamos ahí, empezamos a trabajar en una red de un jardín muy cercano de aquí, un jardín bien sucio, que ya también es parte de la Venustiano Carranza ya que estamos de divididos entre dos delegaciones políticas y de ahí quisimos hacer , tener una alameda, un jardín donde no hay álamos pero queríamos una alameda para Tepito, ahí emprendí un proyecto con secretaria de cultura, en donde yo lleve los trompos con apoyo de la secretaria de cultura, los yoyos, los juguetes tradicionales de madera para que los niños los conocieran ya que los niños están en otra dinámica y ya eso no lo conocían, pero también para la gente adulta se recreara regresara un poco su imaginación a su pasado, y bueno apoyar a los jóvenes. Y de ahí nos seguimos nos fuimos a la zona de Palomares ahí teníamos el proyecto, pero lo teníamos sin… el barrio estaba horrible, entonces ahí también con mejoramiento barrial logramos pintar las unidades, y algo muy interesante, aun en vida de Daniel Manrique, pintar murales con la historia del barrio de Tepito, que fue la última obra que hizo Daniel Manrique en el barrio. De ahí nos seguimos con Fortaleza, que es la misma zona de los Palomares de la unidad habitacional Plan Tepito y ahí quisimos pintar, también con mejoramiento barrial, pero ya con un nuevo grupo, ya que Daniel Manrique se nos había ido, se convocó al barrio y surgieron un montón pintores que ahora se conformaron en “Tepito arte más acá”, ahí pintamos murales con el tema de la ciencia para que los jóvenes sientan que la ciencia está al alcance de cualquiera, y queremos que la gente vuelva otra vez a ser esa gente bonita de oficios, de carrera y es la única forma, no es con llenar un barrio violento como mi barrio, con policía, es con cultura, educación y capacitación como lo vamos a lograr y si lo logramos en el barrio estamos seguros que se puedo lograr en la ciudad.

De barrio a barrio, otro de los compañeros que se ha dedicado a llevar el arte undergound en México, fuera de las galerías y museos es Iosu Zapata, un artista español el cual decidió hacer colaboración con el colectivo Mexiclarte y crear una alternativa que tuviera como objetivo exponer el arte de la juventud mexicana, y este mismo arte pudiera moverse y verse en cualquier lado. Realizando el balance de lo dinámico y lo estático.

Iosu Zapata cree en lo underground, en lo marginal, en poder acercar a la comunidad el arte, y sobre todo, su “chabola” tiene como objetivo la producción rural, en lo urbano. Haciéndola jardín y transformándola en un eje conductor, como él mismo expresaría. Siendo esta, autogestiva y un recurso para la expresión desde abajo.

 

Trabajo del colectivo Tepito Arte Acá/ Fotografía: Susana Gonzales


Entrevista a Iosu Zapata artista plástico español, creador de la chabola nómada ubicada en el barrio de San Cosme, por María Esparza.

ME: ¿Qué es la chabola nómada?

IZ: Lo que hace referencia a la chabola es el tipo de construcciones marginales que tienen que ver con los gitanos, al cual yo estoy muy vinculado a causa de que estoy en la música flamenca que es lo que yo toco, en este proceso artístico yo intento homenajear el tipo de arquitecturas que simbolizan la etnia gitana. De ahí me planteo una galería itinerante, que veo como un espacio arquitectónico al cual distintos artistas pueden intervenir. A mí lo que realmente me interesa como artista es hacerles llegar hasta un punto eso, y que ellos puedan ir transmutándolo. Y no sólo yo participar, sino que otros lleguen a dialogar con esa arquitectura. Lo que me ha llegado a inspirar a crear la Chabolita es este artista llamado Gilles Clément. Yo llevo trabajando de mucho tiempo lo que él inventó que lleva por nombre "tercer paisaje". Se le denomina así a un espacio abandonado del ser humano y que la naturaleza empieza a intervenir, a tomarlo otra vez por si mismo. Conceptualmente ya había hecho en España una chabola que es jardín, pero en esta segunda fase me parecía mucho mejor que quien lo interviniera fuesen artistas que quisieran darle esa "tercera piel" o "tercer paisaje". Lo que me gusta de ella es que yo sé que continuamente irá cambiando. Es decir, yo busco artistas que más que pongan cuadritos, lo que hagan sea transmutar ese espacio que yo les brindo.

ME: ¿Cuál es el punto de vista que tienes acerca de llegar a otros lugares con el arte como transporte?

IZ: Yo trabajo desde el punto de vista de lo marginal, lo abandonado. Me gusta como recuperarlo. Es interesante ver que esta galería llegue a sitios que el tejido cultural y tradicional contemplan. Llegar a este tipo de zonas que son muy inhóspitas, y de repente la gente vaya a una galería, se genere un evento cultural a partir de esto, muy simbólicamente. Tampoco pretendo que sea una cosa mediática. Pero, inyectas esa pequeña semilla, y los jovenes empiezan a decir: mira, se pueden hacer proyectos de este tipo, no es imposible. Así pues, va trayendo más procesos.

ME: ¿Cómo ha reaccionado la gente a este proyecto, de ver la galería, por lo mismo de la curiosidad?

IZ: Fijate que me gusta la reacción de la gente, me ha tocado que hasta piensan que la chabolita es un puesto de tacos. Una vez le tocó a un amigo llamado Fausto el cual realiza performances, los dos decidimos llevar la Chabola a la Roma, y pues la policía llegó al parque en el que estábamos a ver que hacíamos. Les expliqué que era un proceso artístico, pero no les expliqué que este chico lo que iba a realizar era estar ahí, como si viviera desde hace varios días. Empezó a tender ropa, en por toda la plaza. Los vecinos empezaron a llamar y a quejarse pensando que era un ocupa. Después de todo eso la policía me vino muy seria, muy enojada diciendo: "Pues no cabrón, ¿no te das cuenta que nadie entiende que tu proyecto es una galería?". A lo que a mí me parece bien positivo, que la galería haya conseguido transgredir esa realidad, o la cotidianidad de la gente "fresa" de ese barrio, que no quieren que nadie les invada su plaza.

ME: ¿En qué otros lugares has llegado a estar con la chabola?

IZ: He estado en toda la delegación Cuauhtémoc, porque pedí un permiso para andar por toda esta zona, y aunque no tenga recursos económicos voy haciendo lo que puedo.

ME: ¿Qué piensas acerca de la movilidad que tiene esta chabola?

IZ: De alguna manera el pueblo gitano siempre estaba de un lugar al otro, entonces retomé esta forma que tenían los gitanos de viajar, haciendo sus cosas.

ME: ¿Cómo es tu relación con el arte mexicano?

IZ: Yo creo que México a nivel cultural es tan inmenso, por ejemplo me ha tocado con Mr. Robot participar, y en muchas ocasiones me he dado cuenta que la gente joven quiere estar más en el arte, pero en esta idea del arte urbano "underground", y que lo han hecho porque no han visto otra forma de poder hacerlo, no hay oportunidad, por eso se expresan en las calles.

Al final, quienes trabajan el arte en los barrios, han visto a la juventud mexicana renacer en ese ámbito, no sólo en las escuelas de artes, ni en galerías, sino en las calles, que están llenas de violencia e inseguridad, pues quieren dar a conocer la vida de su gente utilizando su barrio para llenarlo de arte y para poder dar a conocer su inconformidad y el coraje hacia los acontecimientos que han pasado, y que los han afectado, de una forma u otra.

×

Log in